lunes, 12 de diciembre de 2016

FRASE MITICA

Hay una frase mítica del genial músico y compositor inglés Jon Lennon la cual supongo que la mayoría de ustedes conocerán, me estoy refiriendo a ésta que dice: "La vida es eso que pasa mientras tú estás haciendo otros planes";  y por cierto, se trata de la parte de una canción que compuso para su hijo Sean, a la que puso por título "Beastutifull boy". Cuanta razón tiene el autor de este enunciado el cual a mí personalmente me suena como a una sentencia lapidaria. Verdaderamente no deja de asombrarme cómo una frase que en apariencia resulta tan sencilla pueda encerrar tantísimo significado. En sus contexto no deja de ser una advertencia por esa forma tan apresurada en que vivimos dentro de esta sociedad actual, motivo por el que apenas tenemos el tiempo necesario para poder vivir el presente y disfrutar del instante. Es obvio que esta  sociedad que habitamos tan plenamente competitiva te obliga estar haciendo planes de continuo; como por ejemplo: dónde vamos a ir, qué es lo que queremos, qué vamos a hacer, etc. Siempre constantemente  imaginando cómo queremos el futuro, sin prestarle la atención debida al presente. Resulta palmario que no somos del todo conscientes con el valor esencial del presente y eso nos hace caer la mayoría de veces en un error, por el simple hecho de que se va transformando a la medida que cada uno de nosotros evolucionamos. Por lo tanto, ¿estaremos perdiéndonos el presente de manera gratuita esperando una quimera en forma de futuro? Es axiomático que lo que en verdad importa es el presente porque es nuestra realidad cotidiana. Sobre él, perfectamente pueden basarse nuestras  aspiraciones de ser felices el mayor tiempo posible. Si consideraríamos que hay que disfrutar de cada pequeños instantes, seguro que aprenderíamos a ir más tranquilos por la vida y no perdernos en el frenesí de nuestras actividades diarias.



 
Hay una cosa que quiero dejar clara es que apostar por vivir en plenitud el presente en detrimento de hacer planes vinculados al futuro debido a la metamorfosis que éste pudiera experimentar por culpa de cualquier proceso de evolución, no implica aparcar nuestra apetencia por seguir soñando. La vida es excesivamente corta como para esperar que algo maravilloso o increíble nos pase, por eso la imperiosa necesidad de soñar  como condición sine quanon para que se hagan realidad los deseos. Tiempo atrás leí un comentario en Internet el cual decía que hemos venido a este mundo para luchar por nuestros sueños, no para vivir una rutina como forma de vida. Estoy totalmente de acuerdo con la persona que escribió en su momento tan certeras palabras, porque considero que los sueños de alguna manera dan significado a nuestra vida y a su vez nos proporciona esperanzas para creernos de que lo mejor de nuestra existencia aún está por llegar. Por esta poderosa razón tenemos que perseguir nuestros sueños y no verlos como algo utópico, sin sentido. No me cabe ninguna duda de que son quienes dan el  placer y el encanto a nuestra vida. Lo que sucede en infinidad de veces es que quien nos impide caminar hacia lograr los sueños es esa falta de autoestima porque consideramos que no nos los merecemos. Esto en buena medida se debe a que la sociedad a menudo nos pone trabas y este hecho a priori hace que aparentemente resulten quiméricos. No es de  extrañar que por esta razón nos veamos incapaces de cumplirlos por que desconfiamos completamente de nuestras posibilidades. Cuando esto ocurre, convendrá poner en marcha todo ese potencial que atesoramos intrínsecamente con el fin de no permitir que nada ni nadie impida lograr el objetivo que nos propongamos.

Volviendo a la mítica frase del genuinamente brillante Jon Lennon, que como de sobra conoceréis la mañana del 8 de diciembre de 1980 fue asesinado de cinco disparos por Mark Chapman a la entrada del edificio donde el residía: Edificio Dakota. Estoy convencido de que si no hubiera acabado con su vida Marck Chapman, ese fan desequilibrado mental, la dimensión global que   hubiera alcanzado su activismo por la paz y los derechos civiles tendría  un papel muy  relevante en estos tiempos tan convulsos donde  la sucesión de   los conflictos bélicos es una constante. Pero obviamente será algo que nunca ya sabremos; aunque eso sí, nunca ha de faltar la hipótesis al respecto por la utilización que hizo de su música y de su voz en favor de ambas causas. Y bien, una vez hecho esta especie de alegato en favor de este influyente músico británico, quiero de nuevo volver a hacer hincapié sobre el transcurrir de la vida mientras nos empeñamos en hacer planes a largo plazo para que luego los imprevistos no sorprendan de manera decepcionante. Y es que por mucho que tratemos de hacer nuestro propio camino, al final todo queda supeditado a lo que nos pueda deparar el destino de forma imprevisible. Lo más común es que nos lleve por itinerarios fortuitos mientras intentamos mantener la orientación que más nos conviene. Si se da el caso de que no tenemos el control de la vida, sí que podemos tratar de encauzarla hacia una dirección a partir de las circunstancias personales que nos rodean. Aunque lo que verdaderamente debiera importarnos es el aprovechar cada momento del presente que nos acompaña como si éste fuera el último. Resulta muy claro que eso requiere vivir pensando en ahora y no en lo que pueda sucedernos después.

lunes, 28 de noviembre de 2016

NAVEGA CUBA, NAVEGA...

HASTA SIEMPRE COMANDANTE FIDEL, EJEMPLO DE LUCHA  Y COMPROMISO REVOLUCIONARIO.
                                               

(Fidel Castro Ruz, 1916- 2016)
 

 
    ¡Sin ti, ahora la utopía se nos ha quedado huérfana y un poco  más sola!





NAVEGA CUBA, NAVEGA,

(Al pueblo cubano por todos sus años de resistencia contra el imperialismo yanqui y en homenaje al Comandante Fidel Castro Ruz)


"Triste como la más triste
navega Cuba en su mapa"
(Nicolás Guillén)


Navega Cuba, navega,
en tu guajira de agua,
por el Caribe mecida.
¿Qué tristeza te naufraga?
Si en velamen de alegría
vienen tus lindas mulatas
con un mojito de besos
con sus caderas de salsa
y te canta un son sabroso
toda la trova cubana.

Navega Cuba, navega,
por el sol de tus entrañas.
Con ardentías de arrojo,
la soberbia que te embarga,
tienes que prenderla fuego:
que surja una llamarada
y encienda al pueblo cubano
la fogosidad gallarda
de Martí que otra vez regresa
con voz revolucionaria.

Navega Cuba, navega,
por todo el Caribe en calma.
Los huracanes del Norte
no podrán quebrar jamás
ese orgullo tan rebelde
con que resisten tus cañas.
Tan sólo conseguirán
que su agitación canalla
tu integridad de isla doble
con imperialista ráfaga.

Navega Cuba, navega,
por tu libertad en marcha.
Solitaria no es tu lucha,
no te sientas olvidada.
Para que no pueda el águila
clavarte su abyecta garra,
contigo se multiplican
las conciencias solidarias
y a tu revolución alumbra
la eterna luz de Guevara.

Navega Cuba, navega,
con tu dignidad izada.
Libre y a los cuatro vientos
ondearás soberana
y se mecerá tu nombre
como si fuera oriflama.
Será ciclón de coraje
o tormenta siempre en guardia:
el escorpión no podrá
reducirte a ser su esclava.

Navega Cuba, navega,
por tu proyección trazada
y que amanezca el futuro
desde el malecón del alba
y se haga timón con rumbo
hacia el puerto del mañana.
En la esperanza de un sueño
quedará tu nave anclada
y se ha de cerrar la herida
por donde sangras sitiada.



martes, 1 de noviembre de 2016

"HABEMUS GOBIERNO"







Después de haber transcurrido casi un año de inmovilismo y negociaciones bloqueadas para la formación de Gobierno en España, se puso punto y final a uno de los episodios de inestabilidad política más duradero en nuestra Democracia cuando por fin hubo   "fumata blanca" en el congreso; por tanto ¡habemus Gobierno! Yo me pregunto tantos dimes y diretes, tanta confabulación y mentira, tanta bronca en el congreso de los diputados que por momentos lo convirtieron en un vergonzante pandemónium para que al final Rajoy retome su cargo en la presidencia del Gobierno con el beneplácito y la inoperancia del Pesoe. Digo yo que para este viaje no hacia falta alforjas. En efecto, el resilente Mariano Rajoy al que tantas veces se le ha achacado de estar acabado políticamente, contra viento y marea ha conseguido prorrogar sus estancia en La Moncloa. Supongo que esto se deberá a que ha tenido la habilidad y la astucia que no han tenido quienes aspiraban a desalojarlo. Es evidente que quienes pretendía su desalojo eran unos advenedizos en esto de la política, aunque atrevimiento y arribismo  no les faltó, pero eso no fue lo suficientemente determinante para lograr su objetivo deseado. Por ende, sucedió lamentablemente lo previsible. Y esto a mí en particular me resulta decepcionante porque para nada resulta ser el esperando cambio político del que anunciaron llegaría los líderes de los partidos punteros  durante la campaña electoral. Y mira que es necesario ese cambio con el fin de revertir la nefasta situación social que  vive aún este catatónico país. En buena parte la culpa de su desdicha se debe a las perniciosas y antipopulares políticas que durante su anterior legislatura  ejecutó el Gobierno del  Pepé. Como van a seguir los mimos en la poltrona del poder, me temo que van a continuar con las mismas políticas de recortes que han practicado durante estos cuatro años porque Europa, con la Merkel en cabeza, continúa exigiéndoselo. Todos conocemos sobradamente que las personas desprotegidas socialmente van a ser quienes más sufran los efectos de sus infames "tijeretazos".





( Mensaje lapidario que suena duro; pero terriblemente cierto)


No creo yo que éste fuera el presidente del Gobierno que la mayoría de los españoles queríamos por el hecho de liderar un partido político donde la corrupción se ha institucionalizado y generalizado. Por esta razón resulta muy preocupante, cómo indignante, que este partido haya sido el más votado en los dos últimos comicios . En mi criterio, un país que sigue votando a mansalva a los corruptos es un país enfermo. Y no es únicamente por sus reprobables casos de corrupción por los que merecieron  haber sido penalizados en las urnas, sino también por el hecho de que en estos cuatro años que llevan gobernando al país con su dictatorial mayoría, han promovido una reforma laboral que va en detrimento de la estabilidad en los puestos de trabajo fijo y ha contribuido a crear trabajo temporal precario y al crecimiento del paro. Han vaciado la caja de las pensiones y el cobro de las mimas a largo plazo genera incertidumbre. No se han preocupado de ofrecerles un futuro de garantía a los jóvenes, razón por la cual de estampida se han largado al extranjero a buscarse la vida. Han aprobado la LOMCE deteriorando gravemente la enseñanza pública; lo mismo que aprobaron la Ley mordaza para incriminar la protesta social. Han desmantelado la sanidad pública con el propósito de privatizarla. Han incrementado las desigualdades sociales haciendo que cada vez haya más ciudadanos viviendo en el umbral de la pobreza y la exclusión social. Y así podría estar enumerando un largo listado de infamias cometidas todas ellas a través de imposición tras imposición y por Decreto Ley, con el agravante de que han ignorado las protestas de la calle y de las organizaciones sociales. Por tanto, "amarrénse bien los machos" que de nuevo el ínclito Mariano Rajoy va a sentarse de nuevo en la poltrona del Gobierno, al que por cierto, no creo que haya sido por méritos propios el asentar sus posaderas sobre ella, más bien por deméritos de los demás partidos, en especial por la ineficacia del Pesoe



Resulta reconfortante por el bien de la ciudadanía en general el que ahora en adelante estén en minoría gobernando por que será ésta  la única forma  que puedan acabarse de una puñetera vez  sus políticas antipopulares. Frente a esta tesitura, Mariano Rajoy se va a ver en la imperiosa necesidad de llevar a cabo una legislatura de pactos y apoyos si quiere que le dure los cuatros años correspondientes. Aunque los politólogos y contertulios que pululan por los platós catódicos debatiendo sobre este asunto, auguran que no cumplirá enteramente su ciclo de mandato. Desde luego que razón no les falta a estos agoreros  por el hecho de que para nada le va a resultar fácil gobernar en estas circunstancias las cuales  favorecen a la inestabilidad política y con ello claramente forzar el cambio de Gobierno o elecciones anticipadas. Sin duda alguna no es precisamente un camino de rosas lo que va a encontrarse el nuevo Ejecutivo, sino más bien un "campo de minas" que tendrán que hacer auténtico malabares para ir esquivándolas. De momento el sueño de los independentistas va a continuar siendo su terrible pesadilla y luego está la oposición en mayoría, que si están por la labor de unir sus fuerzas, será como una amenaza constante  de  echarle la soga al cuello en forma de  rechazo y con ello echar abajo sus propuestas. Aunque la verdad, actualmente la oposición que más quebraderos de cabeza podía dar al Ejecutivo entrante debería ser la  ejercida por el Pesoe, pero todos conocemos sobradamente como se encuentra en estos momentos : fragmentado y en progresiva descomposición a causa de sus luchas intestinas y cainitas. La herida que le han causado sus confabulados barones por el bochornoso "golpe de estado" que dieron  dentro de su partido va a ser difícil de cicatrizar. Y luego está Podemos, que a pesar del acoso y derribo que está sufriendo por parte de la prensa tendenciosa, o pesebrera, siempre confié que ellos podrían contribuir a traernos esa bocanada de aire fresco y renovado que tanto necesita el panorama político. Un partido que nació de la ilusión del 15-M y la frustración de la mayoría dictatorial del Pepé,  pero a partir de las elecciones del 20-D me han empezado a entrar dudas y cierta preocupación a cuenta de sus dirigentes.   Me temo que éstos  han apostado más por lograr el sorprasso al Pesoe que por desalojar al Pepé del Gobierno. Y estoy convencido que mientras Podemos y el Pesoe sigan sin tener la suficiente confianza para pactar y no se concedan una tregua en su lucha por la hegemonía de la izquierda van a seguir entregando un cheque en blanco al Pepé para que este partido por desgracia se perpetúe en el poder  cometiendo las  tropelías de costumbre, fruto de sus políticas torticeras. Estoy convencido de que más de una persona que vota a los corruptos va a jurar en arameo cuando  perciba  que la vida sigue igual  por que continúan metiéndonosela doblada y sin vaselina.

lunes, 3 de octubre de 2016

SUPERPOBLACION

Los problemas vinculados al crecimiento demográfico no hay duda que van a constituir uno de los importantes retos al que va a tener que enfrentarse la humanidad en los próximos años. Por este motivo se debiera exigir atención profesional en las universidades y también exigir a los políticos un serio compromiso con esta problemática social. Pero me temo que no cuenta entre  sus planes  comprometerse para hallar futuras soluciones a no ser que les afecte a ellos personalmente. Como en este momento no es éste el caso, su implicación viene siendo más bien discretita, a pesar de que   resulte un gravísimo problema el que actualmente  el planeta se encuentre superpoblado. Creo recordar que a finales de octubre del 2011, según la ONU,  nació el bebé que hacia el 7000 millones de habitantes en el planeta. Nacimiento que tan solo resultó ser un símbolo porque fue imposible saber con exactitud cual fue el bebé que alcanzó esa cifra; aunque  eso sí, acabó generando una acalorada porfía entre varios países cuando en su momento intentaron ganar la carrera por adueñarse del record demográfico. Un record que en mi opinión carece de la más mínima importancia por que lo que en verdad debe preocuparnos de manera alarmante es la cifra de personas que en la actualidad habitamos este atribulado planeta y que según los últimos datos hablan de siente mil seiscientos millones. Por consiguiente, ha aumentado en 600 millones  desde que nació en octubre de 2011 el bebé que hacia el supuesto 7000 millones. No cabe duda de que se trata de una cifra  astronómica que nos  hace estar en continua alerta por los riesgos que esto conlleva; de momento hace que  disminuya  nuestra calidad de vida. Estoy seguro que   el medio ambiente va a ser el que sufra en un futuro cercano con mayor notoriedad las  drásticas consecuencias que origina la superpoblación mundial; como también irán en aumento la pobreza y los conflictos humanos.


 
 
Según los expertos a lo largo del siglo pasado la población se cuadruplicó y sigue aumentando unos 80 millos cada año. Obviamente este hecho puede hacer que vuelva a duplicarse en pocas décadas. Sólo en dieciséis añas atrás celebrábamos el nacimiento del bebé 6000 millones. Una vez   transcurridos esos mismos años hemos añadido a la cuenta demográfica un millón seiscientos mil habitantes. Es evidente que son datos que certifican la existencia de un exceso población mundial y esto  hace que la sostenibilidad del planeta cada vez más se esté debilitando por el hecho de que progresivamente las materias primas que produce la tierra, de la cuales necesariamente nos abastecemos, se van agotando. Esto ocurre simplemente por pura lógica ya que el crecimiento demográfico surge a mayor ritmo que lo producido por la tierra. Desde luego que esta circunstancia augura nefastos presagios sino se realizan gestiones adecuadas para que los recursos naturales no se agoten. Creo que nadie dudará en estos momentos que el crecimiento demográfico representa un serio problema en el futuro, pero es de suponer que alguna solución para esta problemática  pudiera hallarse si deciden plantear si mucha demora un control y planificación de la natalidad a nivel mundial. Sobre todo en los países subdesarrollados que por falta de información, o por carecer de los suficientes medios  anticonceptivos,  su nivel de natalidad se dispara. Pero tampoco es cuestión de tomar medidas muy drásticas, rayano a la esterilización, con el fin de frenar la natalidad en estos países. Estoy convencido de que el reparto equitativo de las riquezas naturales y energéticas que produce la tierra sería una medida más correcta, y sobre todo más humana, que el control de la natalidad. Pero lamentablemente que  esto  pueda hacerse realidad hoy día    resulta una utopía.  Por consiguiente continuará la flagrante injusticia de que los países industrializados consuman el ochenta por ciento de los recursos naturales y los demás países   denominados tercermundistas tengan que conformarse con el resto. Es obvio que este hecho les condena a sobrevivir en situación de extrema pobreza y todos sabemos que tales circunstancias son  propiciatorias para  que se acrecienten los conflictos humanos.  Gravísimo problema éste que se nos presenta cara al futuro  de cómo hacer frente, entre otras cuestiones básicas, a la distribución del agua potable, la producción de alimentos para todos y como gestionar las toneladas de residuos que generamos a diario. Resulta palmario que hasta que esta problemática social no nos golpee personalmente con toda sus descarnada virulencia,  no vamos a comenzar a preocuparnos seriamente  de sus devastadores efectos.

Circulan por Internet cantidad de panfletos apocalípticos informando que si continuamos con las proporciones de natalidad como hasta ahora, la humidad tarde o temprano se va a ir al garete; vamos que somos una especie en peligro de extinción como los dinosaurios. Sobre este asunto, la voz de alarma la alzó el filósofo y sacerdote ingles, Thomas Malthus, alrededor del año 1800, cuando profetizó hambrunas y desastres porque la población crecía a ritmo más rápido que lo hacía la producción de alimentos. Sin duda alguna una terrorífica visión sobre cómo la explosión demográfica arrastra a la humanidad hacia el abismo del hambre. Más de dos siglos han pasado de esta profecía y cierto es que  hoy día en una gran parte del planeta la hambruna está haciendo estragos mortales, pero las grandes catástrofes que pudieran poner a la especie humana al borde de su extinción debido a la problemática de la que hablo, están por ver. Desde luego que la aplicación de la tecnología a la producción de los alimentos está dando óptimos resultados porque aparentemente va a mayor ritmo que el crecimiento demográfico. Es evidente que nos está sirviendo de gran ayuda la utilización de la tecnología para la producción de alimentos, pero me temo que esto no va a ser suficiente si como ya he comentado no se gestionan adecuadamente los recursos naturales para que éstos no acaben por agentándose. Porque yo ahora me hago la siguiente pregunta: ¿En caso de agotarlos, donde encontraremos otros recursos energéticos que posibiliten el funcionamiento de la tecnología aplicada a la producción alimenticia? ¿No les parece que viene a ser algo así  como "la pescadilla que se come la cola"?. A ver si al final las apocalípticas predicciones de ese visionario filósofo inglés terminan cumpliéndose. Por el bien de la humanidad esperemos que no.

lunes, 12 de septiembre de 2016

ALCOHOL

Según los datos que aporta un consorcio de investigadores de organismos internacionales y nacionales, los españoles al año nos bebemos de media alrededor de 10 litros de alcohol por persona; concretamente 9,5 para ser más exactos. Se trata de alcohol puro que está presente en diferentes proporciones dentro de la variedad de bebidas que hay para su venta en el mercado. Son datos que han sido recogidos a través de un estudio llevado a cabo entre los años 2001 y 2011 sobre registros de venta de alcohol, así como encuestas de compra y consumo en los mismos años. Pero parece ser que cotejando los datos procedentes de unas y otras fuentes relacionadas con este estudio sobre la ingesta de alcohol no coinciden; entre otras razones porque los españoles reconocen la tercera parte de lo que beben realmente. Suele ocurrir en estos casos que la mayor parte seguramente no dice la verdad. Según el Sr. Gregorio Barro un investigador del Instituto  de Salud Carlos III , que ha sido una de los principales autores del estudio, son los grandes bebedores los que aseguran beber mucho menos que en lo que en realidad beben. Esta claro que cuesta reconocer y asumir los problemas que personalmente con el alcohol se tienen, motivo por el que se acostumbra a mentir. Y bien, llegando a este punto donde parece ser que no existe una coincidencia en consonancia con los datos que nos aportan este grupo de investigadores, a mi juicio surgen ciertas dudas sobre la fiabilidad del estudio. Dudas que me son ratificadas cuando leo que entre los propios autores de este informe han surgido algunas críticas y síntomas de preocupación a cuenta de que los indicadores indirectos de consumo no coincidan y porque su trabajo de investigación muestra las discrepancias entre los datos de la diferentes instituciones que han colaborado con este estudio.





Dejando a parte el si puede resultar cuestionable o no el estudio llevado a cabo por ese grupo de investigadores, lo que considero irrefutable es el hecho de que hoy en día el alcohol cada vez está más presente en nuestra sociedad. Es obvio que resulta una de las drogas legalizadas que mas se consumen actualmente debido a la facilidad con que se puede adquirir. Hay infinidad de establecimientos que expenden bebidas alcohólicas y que les trae al pairo la normativa de vender alcohol a los menores de 18 años. La incumplen descaradamente sin sanción alguna. Creo que nadie podrá en duda el hecho de que el alcohol se ha convertido en el protagonista indiscutible de las noches de ocio juvenil. Omnipresente en la celebración de cualquier acontecimiento festivo o deportivo, y en especial en esa costumbre extendida por toda España como son los botellones que organizan los jóvenes con el único propósito de consumir ingentes cantidades de alcohol en la vía pública. Circunstancia ésta que  indica claramente el que los jóvenes de hoy en día son potenciales consumidores de alcohol y con el agravante de que acostumbran  a iniciarse a la bebida cada vez más pronto. En mi opinión, subjetiva claro está, los jóvenes asocian al alcohol aspectos como el estar eufóricos o ser más habladores. No veo yo que lo asocien a aspectos negativos como pueden ser las conductas agresivas o molestas, y cuando no, el beber hasta caer en peligrosas situaciones de riesgo para su salud como son los comas etílicos. Según tengo entendido el consumo excesivo y prolongado de alcohol puede traer consigo efectos estructurales y funcionales del sistema nervioso y ello puede derivar en alteraciones cognitivas, que van desde la pérdida de la memoria a la demencia. Son daños en el cerebro los cuales se encuentran en riesgo de sufrirlos tanto los jóvenes como las personas adultas que consuman alcohol de manera abusiva. Ante el panorama tan catastrófico que para la salud representa los excesos con el alcohol, creo que lo más conveniente es beber con moderación. Porque tampoco creo yo que sea cuestión de convertirnos radicalmente en abstemios debido a los riesgos de que corre nuestra salud  si continuamos bebiéndonos esa media de litros por año de la que hablan los investigadores del citado estudio.  Tal  como está montada esta sociedad con esa sinergia de por y para el alcohol, ¿os imagináis la celebración de un acontecimiento festivo sin la omnipresencia del alcohol?. A mí personalmente me resulta imposible que esto pueda ocurrir. Además, pienso que tomarse una cervecita fresca,  una copa de licor o hasta un "cubata" en momentos puntuales cada uno de ellos, considero que no están en disposición de alterarnos cognitivamente el cerebro. El riesgo está como ya he comentado en abusar de su consumo.

Resulta palmario que el alcohol ha estado presente en la sociedades desde la antigüedad. Su consumo varía mucho de una cultura a otras, pero se puede observar con toda clarividencia que su consumo depende de unas variables, donde destaca el status, la edad, el género de la persona y la estructura social. Creo que no admite discusión alguna el que el alcohol tiene una influencia vital con referencia a la socialización de muchas personas, en especial los adolescentes y los jóvenes  a la hora de integrarse dentro de un grupo determinado o en su contra para excluirse de él. Ese efecto deshinibidor que la ingesta de alcohol genera es una factor determinante a la hora de poder liberarse de miedos y complejos y actuar de un modo más espontáneo y a veces hasta sin limitación verbal. De esta última circunstancia supongo que es de donde procede ese atinado refrán que dice: "el vino habla lo que el hombre calla". Es evidente que cuando se trata de una máxima popular, por su acertada agudeza, poca margen para la discusión nos deja.
 
 

martes, 26 de julio de 2016

EDUCACION INFANTIL

La educación de los niños es un tema de vital importancia. En mi opinión, resulta axiomático el  que de la manera que  se eduque al niño, así será el desarrollo de su personalidad en el futuro. En nuestras manos está gran parte de responsabilidad de darle, mediante una educación correcta, los valores fundamentales de la vida, los cuales a mi entender hará que se conviertan en personas con mayúsculas. Desde luego que la educación de un niño no resulta nada fácil. Es una tarea bastante ardua llevarla a cabo porque representa un proceso complejo y complicado. Los padres que tengan hijos en edad infantil por experiencia propia conocerán personalmente las dificultades que conlleva su educación. En la actualidad el ritmo estresante  que impone esta sociedad tan competitiva que nos ha tocado vivir, hace que los padres no estén el tiempo necesario con sus hijos. Esta circunstancia supone que en infinidad de ocasiones los padres no se den cuenta de como sus hijos van creciendo día a día y preparándose solos para defenderse ante los futuribles avatares de la vida. Una peculiaridad   que motiva que sean los propios hijos quienes se autoimpongan su particular educación. En la mayoría de ocasiones resulta errónea porque ese proceso de aprendizaje lo van recibiendo a través de unos medios que mayormente no son los adecuados para este fin, como tampoco nada recomendables para que proyecten su personalidad y conducta hacia el futuro. Por desgracia en la actualidad tanto la televisión como Internet,  y en especial  el teléfono móvil, se han convertido en potenciales y perniciosos "instructores educativos" de los niños en general. Todos conocemos sobradamente la excesiva información tóxica que acostumbra a llegarnos a través de estos medios:  la abundancia de pornografía y  violencia gratuita son una constante, así como el impulso de consumismo. Es una obviedad el que toda esta publicidad nociva  perjudica de forma seria el desarrollo mental del niño porque  son como esponjas, ya que todo lo que reciben literalmente lo absorben. Desconozco hasta que punto de  valoración y capacidad de raciocinio puede llegar a alcanzar  su cerebro cuando va almacenado   toda esa información tóxica que percibe, pero no admite duda de que una acumulación desmesurada de la misma acabará por lastrar perjudicialmente su desarrollo mental   y estoy seguro que a largo plazo de tiempo creará dañinas secuelas en su cerebro que irán repercutiendo de manera perniciosa en su conducta adulta. Otra problemática que existen con los niños  es que éstos siempre tratan de imitar el comportamiento de las personas mayores, por lo cual es frecuente que copien sus mismos  errores. Por ejemplo, si observan que los adultos resuelven con violencia las disputas, el comportamiento de ellos tendrá el mismo rol agresivo en situaciones parecidas. Por esta razón se hace indispensable aconsejarles que traten de copiar lo menos posible los defectos para evitar que tengan luego problemas en su edad adulta. A este respecto dejó escrito hace ya 2.500 años el gran filósofo griego Pitágoras esta contundente frase: "Educa a los niños y no será necesario  castigar a los hombres". No cabe duda de que resulta  demoledora  esta máxima lapidaria del gran filósofo griego, que fue  escrita hace ya más de dos mil años y que en pleno siglo XXI aún nos invita a reflexionar con el fin de que seamos conscientes de la importancia vital que tiene educar a los niños dentro de los valores esenciales.
 
 
 
 
 
Supongo que nadie tendrá dudas acerca de  que los padres son los primeros educadores de sus hijos con la finalidad de prepararles para la vida. Pero hay una tendencia hoy en día a relegar las mayores  responsabilidades educativas a los profesores. Algo así como "cargarles el marrón a ellos" para verse liberado de obligaciones y responsabilidades de padre.  La verdad que  esta   tendencia   no la encuentro muy políticamente correcta por el simple hecho de que los padres  deben  participar activamente también en la educación de sus hijos y   escabullirse  al respecto lo menos posible. Por descontado que la escuela debe contribuir como una parte muy importante en su educación y formación integral, motivándoles e impulsándoles a desarrollar sus potenciales y posibilitándoles los medios adecuados para ello, pero bajo ningún pretexto debe  suplir a los padres. Ambas deben ser complementarias por el bien del niño. Por otra parte, la disciplina dentro del hogar resulta muy aconsejable para llevar a cabo una educación correcta. Tampoco es cuestión de que ésta sea muy  estricta para no crear en el niño un clima hostil que en nada beneficiará su conducta. Como tampoco resulta aconsejable el castigo físico porque con  las actitudes agresivas  no se suele conseguir los propósitos adecuados. Los expertos en el campo de la  psicología infantil  aseguran que los adultos que han recibido castigo físico y psicológico en su infancia tienen una cicatriz emocional  difícil de borrar y sus recuerdos más desagradables de la niñez se relacionaran con los momentos del castigo por los padres. O sea, que la educación a base de cachetes tiene secuelas irreversibles para el futuro. Es bueno saberlo y tenerlo en cuenta para no crearles traumas psicológicos en el futuro.  Por tanto, a la hora del merecido castigo, lo mejor va a ser apostar por privarle  durante un tiempo de disfrutar de aquello que le guste; como por ejemplo: ver la televisión, jugar con la videoconsola, salir a la calle, restringirle  el móvil, etc. Antes de acabar esta disertación no quiero dejar pasar por alto que a veces nos olvidamos de lo que en verdad es importante para un niño es que viva en plenitud feliz dentro de su espacio personal. Sin atosigarle para que desde ya   persiga el éxito cara al futuro creándole un clima agobiante y prematura competitividad.     Estoy seguro que esta terrible circunstancia le estará acarreando insanas consecuencias psicológicas a su temprana edad.

sábado, 16 de julio de 2016

PERDER EL TIEMPO

Cuantas veces como un mantra celestial habremos escuchado esa expresión que dice: "estás ahí sin hacer nada perdiendo el tiempo". ¿Resultará cierto  que se puede llegar a perderlo por permanecer inactivo, o simplemente es un reproche que nos hacen por nuestra indolencia? Desde mi punto de vista, yo creo que no se puede llegar a perderlo sencillamente por no tratarse de un  objeto físico; además considero que el tiempo es infinito, por tanto algo intangible que dudo hasta que punto tiene valor. En cambio, las oportunidades que el tiempo nos concede, las cuales resultan a todas luces palpables, si que se pueden perder. Por ende, ni se pierde ni se malgasta, simplemente va transcurriendo a su ritmo natural. Esa aparente perdida de tiempo es normal que se origine cuando nos encontramos ociosos porque eso va en detrimento de realizar una labor productiva. Todos conocemos que para esta omnívora sociedad tan consumista, toda persona que no esté sujeta a las pautas de producción y consumo que nos impone, en buena lid está desaprovechando el tiempo. Supongo que cada persona tendrá su particular opinión con referencia a este asunto, con argumentos muy válidos que no hay duda podrán resultarnos convincentes. A mi juicio, si en realidad se llegara a perder el tiempo, cosa que dudo, creo que sería por emplearlo en aquellas cosas que carecen de importancia personal y no están alienadas con una misión de vida. Para mí la inacción no tiene que ser una pérdida de tiempo ya que posibilita descansar y reponer energías para luego intentar conseguir nuevos objetivos, entre los cuales como una obligación, o  una necesidad, se encuentran  los que están vinculados a la productividad lucrativa. Una  productividad que a priori es lo que demanda este sistema  del capitalismo neoliberal y globalizador en el que estamos inmersos por pertenecer a un país encuadrado dentro del bloque occidental  y donde como ya he comentado, estar ociosos es sinónimo de desperdiciar el tiempo. Aunque tú afirmes todo lo contrario según tus convicciones y reiteres hasta la saciedad que no se trata de una pérdida sino hacer lo que en ese momento te pide el cuerpo. Es evidente que ocupar nuestro tiempo de forma continua en cosas importantes, en especial productivas, parece ser nuestra rutina. De lo contrario parece que emergiera una sensación de que el tiempo se escapa y tras él se fuera también la vida de manera baldía. Pienso que aprovechar el tiempo no siempre es hacer el mayor número de cosas o actividades lo más rápido posible.



 
 
La verdad que a mí me resulta bastante complejo valorar hasta que punto es real ese concepto de tiempo perdido porque como ya he comentado, sólo transcurre mientras cada uno de nosotros hacemos utilidad de él de la manera que mejor creamos oportuno emplear. Además, me parece que hay muy poca veracidad en esa expresión de que estamos perdiéndolo cuando no hacemos algo útil  porque  supuestamente  está mal visto por la mayoría. Según mi criterio personal, en el momento que va transcurriendo el tiempo, tanto quienes se encuentran desempeñando una labor provechosa como los que se hallan inactivos, todos ellos irán aprendiendo lo que verdaderamente importa en sus vidas, motivo por lo que resulta cuestionable catalogarlo como un pérdida. Esta claro que todo cuanto se hace por muy baladí que lo podamos encontrar en el fondo tiene una razón de ser y lo que  quizá la gran mayoría de personas  lo vean como una pérdida de tiempo, para esa selecta minoría en cambio  lo sienten como si estuvieran    aprovechando en plenitud, o en su defecto ganando. Según se mire. Creo que a este respecto nadie está en posesión de la verdad absoluta.  
 
Si hay algo que en la actualidad llama poderosamente la atención en referencia al asunto del que estoy hablando, guarda estrecha relación con la permanente presencia que hoy se tiene en las redes sociales,  como por ejemplo el Twitter o el Factbook; y no digamos los ipod, iphones y susodichos. De manera exponencial van creciendo las relaciones virtuales que se mantienen a nivel de amistad a través de estos medios tecnológicos. Habitualmente se acostumbra a pasar muchas horas en su presencia, principalmente chateando y la mayoría de veces son diálogos de lo más intranscendentes. Pero aún pecando de irrelevancia, para quienes les gusta mantener este tipo de relaciones no creo yo que consideren que los están perdiendo. Resulta palmario que si lo analizamos con la perspectiva de emplearlo con fines puramente productivos, efectivamente se estaría perdiendo. Pero reitero una vez más, no tiene que basarse exclusivamente en utilizarlo con propósitos lucrativos por mucho que  sea la ilusión del capitalismo.   El tiempo es lo que es. Lo único que está en nuestra manos es decidir cómo queremos disfrutarlo conforme a nuestra complacencia. Tiempo de calidad, no cantidad de tiempo esto es lo conveniente; como también resultaría apropiado, dedicar el tiempo a lo que realmente valga la pena y dediquemos a cada cosa el tiempo que se merece. Y una vez mostrado el concepto que tengo sobre el asunto tratado, espero no haber perdido el tiempo mientras escribía este texto; como tampoco quiero que vosotros lectores  sintáis que lo habéis perdido por leerlo.

domingo, 12 de junio de 2016

NUDISMO

En llegando la época estival son muchas  las personas que les encanta lucir su cuerpo serrano bronceado. Para conseguir este objetivo no se privan lo más mínimo en pasarse un montón de horas "tostándose" al sol. Un lugar idóneo para este propósito sin duda es la playa. Y  a este espacio natural es donde acuden quienes desean que luzca su piel un bronceado intenso  lo más rápido posible. Por suerte el país donde resido, España, cuenta con un sin fin de arenales a lo largos de sus miles de kilómetros de costa.  Entre esos arenales se encuentran las playa nudistas, por regla general en las zonas más recónditas de la costa. Como sobradamente conoceréis allí se va a tomar el sol completamente desnudos; o con las "vergüenzas al aire" como popularmente se acostumbra a decir. Aunque la verdad, por muy popular que el tópico resulte, no veo yo muy atinado eso de llamar vergüenzas a nuestros órganos genitales.  ¿Avergonzarse, de qué...? En mi opinión, subjetiva claro está, creo que esa aparente vergüenza viene originada por ese tabú en que la mayoría de veces se convierte la forma de nombrar los órganos sexuales, tanto los femeninos como masculinos.


("El nudismo es una opción de vida sana que equilibra tu mente")

 
Y bien, una vez escrito el comentario anterior de manera aclaratoria, proseguiré diciendo  que resulta irrefutable el que cada persona, dentro del respeto y la tolerancia absoluta hacia el otro, con su cuerpo puede hacer lo que le plazca. Que quiera exponerlo completamente desnudo en lugares públicos permitidos, como resulta ser la playa nudista, me parece perfecto que así lo haga si es lo que en esos momentos le apetece. En este caso, si alguna persona que viste bañador se siente incómoda o molesta por estar compartiendo ese mismo espacio con personas que practican el nudismo, la solución es muy fácil: irse al lugar que ocupan exclusivamente quienes visten prendas textiles para cubrir sus partes íntimas. Y fin del problema. Lo que no es de recibo es que continúen en ese lugar con un comportamiento retrógrado despotricando en contra de los nudistas. Por desgracia este tipo de individuos tan carcas, "haberlos ahilos, como la meigas", con el agravante de que abundan.   A pesar de la polémica que genera el que muchas personas continúan empeñadas en considerar su práctica  como una conducta obscena, cada año se van incorporando más personas a la práctica del nudismo.  ¡Qué equivocados están quienes ven  la practica del nudismo como una inmoralidad!. A mi juicio, la única situación obscena que se puede generar en una playa nudista está más bien vinculada a todos esos mirones que de forma ingenua y errónea se acercan a este lugar con sus mentes calenturientas, tratando de hallar algo que únicamente en la imaginación lasciva y desacertada  de su cerebro tiene cabida. Estar desnudos no tiene que ser inherentemente erótico para los nudistas, como tampoco por qué tener pensamientos sexuales. Son muchos años los que llevo frecuentando la playa nudista  y en todos estos años nunca he visto alguna situación que debiera ser reprochable por su proceder obsceno. Allí en general el comportamiento es de lo más normal. Se va a tomar exclusivamente el sol como en cualquier playa donde se utiliza el bañador. La diferencia radica únicamente en optar por tomar el sol y estar en contacto con el mar completamente desnudos o hacerlo con una prenda textil que tape nuestros genitales. Otra razón más  no existe; a no ser tal como he comentado que la mente calenturienta de algún mirón trate de deformar la realidad y se imagine que hay algo  depravado en el nudismo con el fin de estimular su libido.
 
Practicar el nudismo aparte de posibilitar el que experimentemos, o disfrutemos,  los espacios naturales con mayor intensidad e integrarnos en plenitud a ellos, resulta beneficioso para la salud mental porque elimina cualquier idea distorsionada que tengamos hacia nuestro cuerpo. Es evidente que al practicarlo junto a otras personas, por la continua contemplación de los desnudos de tu mismo sexo o el opuesto, cualquier perjuicio irá desapareciendo progresivamente. De esta forma dejará de ser una morbosa obsesión para convertirse en algo completamente natural y lúdico. Por descontado que resulta psicológicamente beneficioso el liberar a nuestra mente del angustioso complejo que se tiene sobre una determinada parte del cuerpo, íntima o no. Que los complejos nos traen a mal vivir, es un hecho axiomático,  y que además afecta a la mayoría de personas. Todos nacemos desnudos, sin embargo nunca conseguimos librarnos definitivamente de esa sensación de pudor en el momento de mostrarnos desnudos en público. Pero bueno, tampoco es cuestión de hacer disquisiciones  sobre asuntos que les incluye a los profesionales de la salud mental. Me considero profano en este tema y hablar a la ligera sobre algo que se desconoce, pienso  que no es lo más políticamente correcto. En fin; si algún lector practica el nudismo supongo que estará bastante de acuerdo con lo que aquí dejo expuesto. A los no practicantes, les comento que el nudismo es una opción de vida sana que equilibra tu mente, por consiguiente les sugiero que se animen a practicarlo, verán como desaparecerá cualquier concepto erróneo que tengan sobre su cuerpo y de paso conseguirán valorarlo más. Y a su vez también podrán sentir ese placer inefable que nos causa el estar desnudos en contacto con los espacios naturales.

miércoles, 25 de mayo de 2016

HOY DIA A CUALQUIER COSA LE LLAMAN ARTE

No se pueden hacer ustedes una idea de lo sorprendente que me resultó leer   días atrás una noticia la cual informaba de que una limpiadora de un museo ubicado en la ciudad italiana de Milán, había arrojado a la basura una obra expuesta en ese edificio. Al aparecer la infeliz confundió una instalación  hecha a base de botellas vacías, obra de dos "artistas italianas", con los restos de la celebración de una fiesta. La supuesta obra tenía el pomposo título de "¿Dónde vamos a bailar esta noche?". Estaba formada por botellas vacías de champagne, papel de confeti y una bola de espejos sobre el suelo, que simulaban todo ello el estado  de un salón cualquiera   tras la celebración de una fiesta. No es de extrañar que la empleada de la limpieza al ver todos aquellos objetos, a los que consideró desperdicios, de ipso facto los tirara a la basura. ¿Y quién no hubiera hecho lo mismo en su lugar si se carece de los conocimientos mínimos para reconocer este tipo de "arte", extremadamente vanguardista? Al margen de este percance acaecido ese museo milanés, lo que deja bien a las claras es que hoy en día a cualquier cosa lo llaman arte.  Cualquier extravagancia en la línea de las botellas vacías de marras parecer ser que  lleva la etiqueta de Post Arte Contemporáneo. No se si es por falta de sensibilidad, o por carecer de los conocimientos necesarios para entender y valorar en su justa medida a todas estas corrientes artísticas  excesivamente vanguardistas y que están encuadradas dentro del modernismo, el caso es que a mí personalmente no me transmiten ninguna emoción, como   tampoco estética alguna; o sea que ni fu ni fa al respecto. Para que me puedan ser transmitidas, deben mostrarme otra propuesta de belleza más próxima al realismo convencional. Desde luego que nada  seductor encuentro esto del denominado Arte Conceptual porque lo veo como una especie de galimatías, de muy compleja comprensión, por mucho que el autor trate de invitar al público a compartir con él su creación artística, aparentemente transgresora. Aunque bueno, esto de la transgresión a mi juicio oculta algo sospechoso. Pienso que antes de ser un artista transgresor hay que saber realizar lo convencional a la perfección. A ver si resulta que la transgresión artística es sólo un subterfugio en donde se ocultan todos esos pintores, fotógrafos, escultores, etc. tan vanguardistas ellos, pero que carecen de la suficiente capacidad y calidad artística para crear una obra dentro de los  cánones que se precisan para  dominar con exquisitez el arte convencional. 
 
 
 

( Como dicen que una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo expuesta la obra que la empleada de limpieza arrojó a la basura. ¿Esto se puede considerar arte? Ustedes mismos juzguen y valoren )
 
Lo que no admite duda  es que a cualquier tarambanas le da por arrojar unos cuantos colores sin  orden ni concierto durante unos minutos sobre el lienzo y considerarse ya  un artista innovador; como  lo mismo le pudiera dar por echar mano del soplete y soldar  de manera enrevesada  los trozos de chatarra que haya podido  encontrar en la basura  y  así de este modo tan trivial  crear una obra . Sin importarle al sujeto el que no se haya tomado el tiempo suficiente para inspirarse o para reflexionar acerca de esa idea que tiene en mente con la intención de darle forma artística. A veces sucede en estos casos, que el hipotético artista  con la perspectiva de crear polémica que beneficie la  promoción de su obra, acostumbra a ponerla un título de lo más esnob o rebuscado posible; pongamos como  ejemplo: "La excitación del cangrejo copulando con el agua". Absurdo y enrevesado título, ¿no les perece? Para crear confusión y polémica resulta perfecto.  Y bien, una vez que pase a ser exhibida la obra públicamente, lo normal es que quede supeditada a la crítica experta en este tipo arte.  Estoy seguro que no ha de faltar alguno de esos críticos resabidos que no se cortan ni un pelo y descaradamente catalogan como la quinta esencia a este tipo de obras circunscritas dentro del Arte Conceptual y que son expuestas en el lugar adecuado  para que pueda recrearse el público con las generalidades artísticas  de su autor. Pero se da la circunstancia de que yo ,  por más que la mire una y otra vez, no veo la copulación del crustáceo por ninguna parte; como tampoco  llega a transmitirme las supuestas  genialidades del autor. No es de extrañar que esta situación acabe por causarme una seria bajada de ánimo por sentirme incapaz de percibir con claridad la aparente estética y mensaje modernista condensados en esa obra. Aunque por otra parte, también pudiera darse el caso de originarme un  cabreo de órdago al creer que me están tomando el pelo exhibiendo  esa cosa tan ambigua y  tan enrevesada  que no hay dios que la entienda.
 
Quiero dejar constancia  que para nada estoy en contra de todo este tipo de corrientes artísticas vanguardistas. El arte en sí es subjetivo y cualquier expresión que sea del agrado de alguna persona puede recibir esa denominación. Por consiguiente, cada artista es libre de exponer públicamente su obra como crea oportuno. Pero debe asumir que una vez se muestre al público, queda a merced de éste para que la juzgue y valore bajo su criterio. Respecto al juicio de valor que personalmente me concierne, creo que obviamente queda reflejado en este escrito. Quizá por ello se me pueda acusar de tener ideas  retrógradas al negarles aparentemente su marchamo artístico a los autores vinculados al  Arte Conceptual y me posicione incondicionalmente a favor de la creatividad artística convencional como considero que es el Realismo. En mi opinión, subjetiva por supuesto, los autores que pertenecen a esta última corriente artística nombrada, no tienen la necesidad de ocultarse en ningún sospechoso subterfugio como pretexto, ya que su capacidad y calidad creativa para pintar o esculpir resultan  palmarias por esa forma de representar fielmente la realidad rayano a la perfección y crear tensión emocional, además de su incuestionable  estética sin idealización alguna que acabe por confundirnos cuando tratamos de entender aquello que supuestamente la obra representa.

domingo, 8 de mayo de 2016

FRACASO ROTUNDO

Supongo que nadie me negará que ha resultado ser vergonzoso ese rotundo fracaso  cosechado por los líderes de los partidos políticos punteros en su intento de pactar para forma Gobierno de garantías que rija los destinos de este aún catatónico país. Por consiguiente, debido a su ineptitud nos han abocado a unos nuevos comicios electivos que van a celebrarse el próximo 26 de junio. Lamentable . La verdad es que considero totalmente indignante esa falta de acuerdo entre los principales líderes políticos por su incapacidad de pactar. Uno al final termina harto de soportar tanta falsedad y tanta mentira de todos estos políticos porque la mayoría de veces muestran un comportamiento rayano con la falta de respeto hacia sus votantes. Tal como ha ocurrido en esta breve legislatura, que aparte de haber trincado un pastón de narices por la patilla,  sólo han buscado la manera de  beneficiarse políticamente a título personal con miras a su futuro dentro del partido que representa y no el bien común del país. Difícil va a ser olvidar como en todo este tiempo que han faltado sus necesarios acuerdos nos han mostrado su condición de arribistas y poltroneros a cuenta de su enconada lucha por el poder. Todos sobradamente conocemos con nombre y apellidos quienes son los auténticos responsables de este contundente fracaso por su voluntad de negociar.







 
¿Cómo es posible que durante aquellos convulsos e inseguros años de la recién nacida Transición Española, políticos cuyos ideales estaban en las antípodas unos de otros, como por ejemplo  los  concernientes a los señores Manuel Fraga y Santiago Carrillo, consiguieron llegar a acuerdos o pactos para formar Gobierno, en cambio lograr este objetivo resulta un imposible en la actualidad, y eso que hoy en día la situación política   del país,  consolidada democráticamente desde hace ya muchos años, en nada se parece la vivida por entonces?  Por desgracia nada se puede esperar de un presidente en funciones que se aísla dentro de su inmovilismo sin dar la cara y sólo aguarda a que las estratégicas alianzas de los contrarios por falta de consistencia se desinflen para hacer valer su posición de ser la lista más votada y tratar de continuar apoltronado en el Gobierno.  Por cierto, con las  denigrantes políticas que ha ejecutado el Pepé durante  su legislatura y que continúe  siendo el partido más votado,   deja en evidencia  la falta de convicción que los advenedizos pregoneros del cambio generan a los ciudadanos. No me extraña que únicamente ocasionen desconfianza, sólo con ver  lo    trepas, osados e ilusos que resultan ser cuando muestran bien a las claras su ambición por  asentarse sobre   la poltrona del  Gobierno .  Pero han resultado ser tan ineptos, que ni con su desmesurada ambición  y  sus pactos antinatura han conseguido lo que todos los ciudadanos   de este país quieren que se haga realidad de una puñetera vez como es la formación de un Gobierno en óptimas condiciones. Pero se ve que la exacerbada lucha de egos que sostuvieron, axiomáticamente ha resultado ser un verdadero hándicap para que el objetivo se cumpliera. Aunque bueno, también hay que reconocer que algunos  más que otros pusieron los medios suficientes que tenían a su alcance para que se cumpliera. El ridículo espantoso que hicieron cuando representaron aquella especie de sainete en el Congreso de los Diputados el día que trataron de sacar adelante la fallida investidura, la cual no se sostenía por ningún lado por su artificial contextura, lo acredita. Lo que ha quedado bien claro es que vociferaron a diestro y siniestro cambios políticos hasta la saciedad y ese supuesto cambio únicamente ha quedado en las formas.


Es evidente que una vez consumado ya el rotundo fracaso de intentar formar Gobierno, otra vez nos obligan a pasar por las urnas el próximo día 26 de junio. ¿Se creerá esta incompetente chusma política que de verdad va a haber un espectacular vuelco electoral que favorezca a sus codiciosos intereses personales? ¿Qué se puede esperar de los candidatos a dirigir el Gobierno del futuro si son los mismos que han fracasado?.  Estoy seguro que los resultados no variaran mucho del 20-J. Por tanto, la vida seguirá igual; o sea que más de lo mismo. Si así fuera; ¿serían capaces de convocar unos terceros comicios generales y de esta forma acabar este país batiendo el record de la mayor estulticia electoral? También tengo el convencimiento  que debido a su demostrada incapacidad, subirán los índices de abstinencia con referencia a las pasada elecciones del 20-D. Y no os quepa la menor duda de que muchos de los votantes les inflijan el castigo que se merecen por estar estos últimos meses mareando la perdiz y dedicándose a hacerse la guerra los unos a los otros para luego no llegar absolutamente a nada. Yo le sugiero a estos cuatro  cabecillas de los partidos principales  que por no haber sabido estar a la altura de las circunstancias y por el bochornoso ridículo que han protagonizado, que no repitieran en las listas electorales. Sería la única forma de que asimilaran todo el daño que han causado a este país.  Y ya puestos a sugerir, que eviten organizar otra campaña electoral para evitar escuchar a los mismos candidatos sus habituales soflamas donde nos cuenten reiteradamente la misma mentira tratando de que inútilmente se convierta en una verdad. No tengo tampoco ningunas ganas de verlos enzarzados en sus acostumbrados ataques, descalificaciones, malos modos; o la constante táctica defensiva del "y tú más".  Por tanto será mejor  que se ahorren los alrededor de 160 millones de euros que nos va a costar la próxima campaña electoral de marras. Como sobradamente conocéis, el país no está para dispendios económicos, con lo cual sería absurdo dilapidar todo ese dinero que se podía dedicar a cosas más urgentes, como por ejemplo destinarlo a ayudas sociales para esas miles de familias que hay en España y que por falta de recursos económicos no pueden cubrir sus necesidades más básicas. Desde ya,  exhorto a que se destiente esa millonada de euros que tienen intención de despilfarrar en favor de la problemática citada y así de paso conseguir librarnos de tanto hartazgo y tedio  electoralista con el que ya han comenzado a castigarnos.

miércoles, 20 de abril de 2016

LOS NIÑOS DE LA GUERRA

A mí personalmente me causa infinita tristeza esas imágenes donde queda reflejado todo el drama que están sufriendo los niños atrapados dentro en un conflicto bélico. Resulta bastante evidente que en situación de guerra los niños son los  más vulnerables porque sus vidas de continuo están en peligro  expuestas. La verdad que ese mito der los naufragios donde primero se opta por salvar a los niños y luego las mujeres, tal como ocurriera en el hundimiento de Titanic, cuando se trata de una situación bélica esta ley no se cumple; en cambio paradójicamente  la vida de los menores es la primera que más peligro corre  debido a su incuestionable vulnerabilidad. Por otra parte, tampoco en las mujeres se cumple ese código ya que éstas acostumbran a ser un ´"botín de guerra" muy codiciado por uno u otro beligerante bando. Cuando sucede esta infame circunstancia, contra ellas se comete de forma sistemática una de las agresiones más denigrantes que puede soportar una persona como es la violencia sexual. Está claro que por  desavenencias o intereses de unos y otros, normalmente son los varones quienes hacen que se desencadene un conflicto armado, pero a priori los niños y las mujeres son quienes sufren con mayor crudeza los estragos que causa la guerra ("ese monstruo grande que  pisa fuerte toda la pobre inocencia de la gente", tal como indica con gran acierto en una de su célebre y reivindicativa canción el músico y compositor argentino León Gieco)






El Derecho Internacional Humanitario y el derecho de los Derechos Humanos garantiza una protección especial a los niños, pero es obvio que en situaciones de guerra se ignoran estos derechos en beneficio de actos sanguinarios. Por esta razón los miles de niños que se encuentran envueltos en conflictos bélicos, debido a esa falta de protección, de continuo son    potenciales  víctimas mortales. Al parecer son millones las personas civiles que resultan muertas o heridas durante los combates, y desgraciadamente más de la mitad de esas víctimas habitualmente son niños. Según un demoledor informe de UNICEF, en la última década han muerto unos dos millones de niños y alrededor de doce millones han resultado heridos o han quedado discapacitados. Se trata de horrendas estadísticas que una vez más confirman de manera axiomática lo vulnerables que llegan a ser los niños involucrados en un conflicto armado. Otra perversa circunstancia que en estos casos se da, es la utilización que se hace de los niños como soldados. Su reclutamiento, muchos de ellos a la corta edad de diez años o hasta de seis, es ilegal, cuando no forzado porque literalmente son secuestrados para luego adiestrarles y convertirlos en auténticas máquinas de guerra. Suelen resistir sin sentir dolor físico y a la hora de combatir son los más atrevidos porque sin el menor atisbo de miedo o temor arriesgan sus vidas para plantarle cara al enemigo o van a campos minados precediendo a las tropas mayores; además son capaces de ejecutar a cualquier miembro de su familia y amigos si un mando del ejército se lo ordena. Una infancia  destruida lamentablemente  es lo único  real que ha de quedar de toda esta infamia.
 
Resulta palmario que donde más actualidad  cobra este terrible asunto de los niños de la guerra, o  el que más páginas ocupa a día de hoy en los periódicos, está relacionado con el conflicto armado de Siria. Cinco años seguidos lleva este país inmerso en una devastadora y fratricida guerra, donde al parecer por cada cien muertos que deja un ataque, unos veintisiete de ellos son menores. No hay duda de que las bombas que utilizan de forma indiscriminada y desproporcionada va en contra de la población más vulnerable: niños, mujeres y ancianos. Aunque tanto el gobierno del sátrapa  Basahr al Assad como  las fracciones rebeldes afirmen que los objetivos de sus bombas y proyectiles son únicamente objetivos militares. Entonces conjeturo que se tratará de los inevitables daños colaterales : ese siniestro eufemismo con el que tratan de excusar la matanza de civiles los malditos señores de la guerra y sus adlátres. Por otra parte, lo que también hoy día me está resultando muy desgarrador es observar todas esas imágenes que nos llegan a través de los medios de comunicación de los refugiados sirios, donde se encuentran entre ellos miles de niños mostrando una fragilidad aterradora. Son niños que junto a sus padres han escapado de ese auténtico infierno en que han convertido a ese país castigado durante un lustro    por una violencia cruel. Se trata de una huida desesperada donde a veces se juegan la vida, pero esta no es razón contundente para desistir: sus ansias de dejar atrás el horror les empuja a huir hacia adelante con dirección a Europa. Pero esta vieja Europa, que tan democrática y humanitaria se considera y a su vez tanto se jacta en su defensa a favor de los Derechos Humanos, los recibe con inusitada hostilidad, los abandona a su desdichada suerte y como remate final acaba  llegando a un vergonzoso acuerdo con Turquía con el fin de lavarse las manos y a su vez expulsarlos progresivamente de su territorio. Es evidente que este comportamiento insolidario que la Comunidad Europea muestra con los refugiados sirios   es una señal inequívoca que no les quiere y los rechaza. Resulta palpable que a estos incompetentes  y cínicos  dignatarios europeos por desempeñar  políticas nauseabundas,   les trae al pairo el que millones de niños sigan sufriendo una tragedia humanitaria de grandes dimensiones en un país donde no tienen acceso a la educación ni a la sanidad, como tampoco a un entorno seguro. Es una obviedad que frente a los horrores de la guerra, los niños están sujetos a profundos traumas y emociones que los marcará psicológicamente para siempre. En mi modesta opinión creo que se trata de heridas emocionales y me temo que van a ser difíciles de cicatrizar y por consiguiente tendrán serias repercusiones en su vida futura. Lo que también deja bien a las claras es que mermará su confianza en los adultos y con el agravante añadido de que al ver que las personas mayores arreglan sus diferencias a base de violencia atroz, ellos tratarán de copiar los mismos errores en un futuro.

lunes, 14 de marzo de 2016

OTRA INJUSTICIA MAS

A veces resulta muy difícil concebir que ocurran en nuestra sociedad hechos tan deplorables como el que una profesora jubilada sea sancionada por la Agencia Tributaria con 23.000 euros por colaborar dando clases de manualidades en la Universidad Popular de Ossa de Montiel (Albacete). Al parecer en este pueblo albaceteño no había ninguna persona que pudiera hacerse cargo de este trabajo, por lo cual el director de la citada Universidad se vio en la obligación de contratarla para que impartiera las clases de manera legal. Había expuesto el caso a Hacienda y le notificó que no había problema alguno. Pero hete aquí, que cuando ya habían transcurrido cuatro años desde que esta señora impartiera durante dos años las clases, cuya remuneración de las mismas fue de entre 50 y 90 euros al mes, la Agencia Tributaria la ha sancionado con una multa de 23.000 euros. ¡Así como lo oyen! Una multa que le fue fraccionada, con lo que debe pagar 636 euros al mes hasta cancelar la deuda. Seguro que los ahorros de toda una vida de docencia para hacer frente a esta tremenda injusticia. ¿No os parece que este hecho se trata de un auténtico despropósito al tener que pagar tan excesiva cantidad de dinero cuando tan sólo llegó a cobrar unos 1.100 euros durante los dos años que impartió el curso? Y ésta es otra, según la propia afectada, colaboró sin el más mínimo afán de lucro:  simplemente lo hizo como favor al Ayuntamiento y al pueblo. Aunque es cierto que fue mínimamente gratificada  por impartir sus clases, pero se trata de una cantidad nimia lo percibido, que a mi juicio no debiera tener transcendencia alguna ante los requerimientos con la Agencia Tributaria.

Es evidente que en este país las autoridades que se encargan de regular las obligaciones fiscales, se ensañan con los honrados  trabajadores y también con los jubilados  que tienen ganas de hacer cosas. En cambio, cuando salen a la palestra nuevos casos de individuos que están "podridos de dinero" y que han infringido descaradamente las reglas establecidas por Hacienda, la Autoridad Fiscal que se encarga de castigar estos delitos fraudulentos, no hace más que marear la perdiz con circunloquios y dilaciones que retrasan u obstaculizan las resoluciones para que al final la mayoría de estos sujetos se vayan de rositas. En realidad lo único cierto es que se ceba con los más débiles y esta afirmación resulta un axioma cuando ocurren casos como el que estoy comentando. En mi opinión el Sr. Cristóbal Montoro, ministro en funciones de la Administración Pública, en vez de perseguir a estos humildes jubilados, lo que debe hacer es encargarse de acosar a esos grandes fraudulentos, que para evitar pagar sus impuestos obligatorios al Fisco en España, evaden sus ingentes fortunas de dinero hacia paraísos fiscales. Seguro que no tiene  que ir a mucha distancia en su persecución,  encontrará muchos de estos tramposos en su propio partido campando a sus anchas, junto a esa otra chusma delictiva  que sin el menor escrúpulo ha saqueado las arcas del erario público. Y de paso también que utilice su cargo ministerial en forma de "acoso y derribo" contra toda esa extensísima lista, que dudo en calificar si de morosos o defraudadores, que recientemente apareció en los medios de comunicación. Lista que entre otros incluye a clubs de futbol, magnates de las grandes empresas, personajes famosos de la farándula o el deporte, etc. Por cierto, estos últimos cuando logran una gesta deportiva, acostumbran a llenarse la boca con rimbombantes palabras vinculadas al orgullo y honor patrio, pero a la hora de cumplir con sus obligaciones fiscales con su país se escabullen de forma sibilina. Como se ve, a estos famosos individuos  ese eslogan propagandista que dice "Hacienda somos todos" les importa un ardite. Por otra parte, la deuda global de los morosos que constituye este listado se aproxima a los 15.000 millones. Este retraso de incumplimiento en el pago  de forma general, es un problema peliagudo que la Autoridad fiscal, con el Sr. Montoro en cabeza, deberían cortar por lo sano cuanto antes. Que se dejen de tanta inacción o de promulgar leyes como la Amnistía Fiscal que favorecen a todos estos sujetos fraudulentos que no cumplieron en su momento con  sus obligaciones fiscales. Pero me temo que la Agencia Tributaria con hacer pública esta lista de morosos ya tiene suficiente.


 
  (Aquí está el eslogan de marras que a mi juicio se trata de puro Marketing)
 


Realmente cuando ocurren todos estos despropósitos, o te rumias en silencio toda la rabia que genera esta injusta situación, o te armas del suficiente coraje y sales a la calle con el propósito de liarla gorda para ver si de una puñetera vez a quienes competa este asunto puedan acabar con tanto dislate. Supongo que encontrar  la solución para esta problemática con Hacienda le corresponderá  a los políticos. Pero lamentablemente en este momento ninguno de estos políticos arribistas y poltroneros están por esa necesaria labor ya que andan enfrascados en un desquiciante galimatías gubernativo que no hace más que generar incertidumbre y descrédito general. Y no es para menos por el sainete y el ring dialéctico en que convirtieron la pasada sesión de la no investidura en el Congreso de los Diputados. Lo que resulta palmario es que, por intereses puramente partidistas, se han declarado una especie de  guerra transversal de  todos contra todos, a base de mostrar discrepancias, cruzarse acusaciones o imponerse vetos y todo ello por culpa de la pugna por el poder. No se al final quien acabará ocupando la poltrona del gobierno, pero me temo que quien en ella se siente, no se molestará en demasía por cambiar esa actitud de reprimir a los jubilados y disuadirlos de crear o compartir sus conocimientos. Por desgracia así nos va. Tal como diría un castizo: "de culo,  cuesta abajo y sin frenos".

martes, 8 de marzo de 2016

MUJER ( 8 DE MARZO)






DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER 




Por ellas; para ellas....


Mujer
la savia de Minerva y Venus
en tus arterias se fusiona
y en plenitud se hace energía
que mueve al corazón del planeta:
si te paras, contigo, su pálpito se detiene.

Hoy lleno mi copa de amor y de respeto
y brindo por ti que necesaria existes,
como el aire, el fuego, el agua...
o como el sueño que alimenta la utopía.
Si no existieras habría que nacerte
para seguir creciendo fortalecidos
por el impulso vital de su presencia.

¿Quién puede embridar la furia desbocada
del viento, del mar, de los volcanes...
si su empuje fragmenta mil cadenas?
Así es tu fuerza  Mujer que ha conseguido
redimir a tu cerviz de un yugo milenario
y ha liberado a tu voz reclusa
en las mordazas del tiempo. Libre ya
de  ataduras opresoras que  el vuelo
 de tus derechos lastraron,  nos demuestras
 que para echarle un pulso al futuro 
da lo mismo testículos que ovarios.

Cuando amas tu entrega es absoluta.
Cuando luchas eres un arma de coraje.
A tu remanso de paz tengo querencia
porque me ofrece el latir sereno de la vida.
Amante y combativa siempre te quiero yo,
y con tu cólera indomable en rebelión constante:
jamás te  ha de someter  el veneno  
que desde su cetro  misógino inocula la tarántula.



lunes, 22 de febrero de 2016

CONDUCTA INCIVICA

"Tirar un papel al suelo te puede salir caro" Este fue el enunciado de una noticia que hace ya un tiempo considerable apareció en la prensa digital y ahora valiéndome de ella voy a escribir  a continuación algo que concierne a este asunto.  En principio, comentaros que la noticia guarda relación con una joven que se encontró en su coche una hoja informativa  sujeta por el parabrisas   y   sin reparar en ulteriores  consecuencias, despreocupada  la arrojó al suelo. Pero dio la   la maldita casualidad que en el momento de arrojarla, se hallaba en ese mismo lugar de la vía pública un policía municipal que la recriminó por su conducta impropia. A parte de la reprimenda y algún que otro intercambio de altisonantes palabras, el agente municipal le pidió su DNI y dirección del domicilio. A los pocos días después le llegó a su domicilio la notificación de una multa de 150 euros por haber arrojado al suelo el papelito de marras. Y en estos casos ya se sabe lo que te queda: recurrir por si tienes suerte de que te quiten la multa o en su defecto  reduzcan la cantidad a pagar. Es evidente que puede resultar discutible si se trata o no de una cantidad excesiva la multa, pero lo que yo personalmente considero incuestionable es el que resultan muy necesarias este tipo de sanciones contra las personas que muestran una conducta incívica en estos casos. A mí en particular  me cabrea mucho cuando veo a un irresponsable individuo que sin preocupación alguna arroja cualquier tipo de basura a la vía pública, con el agravante  de que tiene a su lado una papelera donde puede depositar ese objeto y para nada se molesta en hacerlo. No se si será por comodidad o  por vagancia la negativa de depositarlo dentro, aunque pienso que en la mayoría de veces se debe a que carece de esa conciencia necesaria por mantener la ciudad lo más limpia posible. ¿Qué se puede hacer frente a este tipo de individuos? Desde luego que lo más aconsejable sería que con buenos modales nos acercáramos a él y reprenderle  por su actitud, pero casi siempre  por el temor a cómo puede reaccionar este sujeto al que se le ha llamado la atención, renunciamos a censurar su conducta impropia. Está claro   que nuestra negativa se debe a no querer pasarnos un mal rato si a éste le da por reaccionar de manera agresiva ante nuestras reprimendas.
 
Por cierto, que no es tan sólo en el suelo de la  la urbe donde estos individuos suelen tirar la basura, también en un lugar tan emblemático como es la playa acostumbran a dejar la impronta de su conducta incívica. Me estoy refiriendo a las playas ubicadas en la costa cantábrica de la provincia de Vizcaya, zona donde resido en la actualidad. Pues bien, en estos arenales básicamente turísticos, durante la temporada estival tanto la Diputación Foral de Vizcaya, como los ayuntamientos a quien pertenecen las diferentes playas, colocan en todas ellas varios contenedores para depositar dentro de ellos las basuras oportunas. Pero estos sujetos, la mayoría jóvenes o adolescentes, pasan olímpicamente de los contendores por que para nada  son conscientes del mal que estamos causando entre todos al medio ambiente. Y para muestra un botón. Es habitual que en algún punto  determinado de la playa donde han estado a sus anchas   este grupo de  irrespetuosos con ese entorno natural, la visión que queda cuando  abandonan ese reducido espacio resulta indignante y de auténtico asco, por el hecho de que    toda la basura que fueron generando durante su estancia allí la han dejado  dispersa por la arena. Y lo más grave es que a escasos metros de esta basura desperdigada  se halla un contenedor. Pero como se ve estos "marranos" no se molestaron en recogerla  y depositarla dentro. A veces me pregunto si en sus casas se comportarán y actuarán de tan descuidada manera. Dudo que les permitan sus padres dejarlo todo hecho una auténtica porquería. Aunque la verdad,  ese  alto grado  de pasotismo e irrespetuosidad que caracteriza a una gran mayoría de jóvenes hoy en día, todo puede ser posible. No tengo la menor duda de que si a estos individuos se les llama la atención , tratarán de justificar su incivismo con eso de :" ¡Para esto están los limpiadores; que se jodan y hagan su trabajo" Y seguro que se quedan tan campantes y ufanos por tan atrevido comentario. En cambio al que se atrevió a censurarles su comportamiento, estoy seguro que es tanta la mala leche que le debe entrar,  que lo único que deseará es    soltarles  un buen sopapo   por su insolencia. Pero lo normal en estos casos, es contenerte y rumiar el cabreo en silencio por no verte involucrado en un violento altercado con estos descarados niñatos, por mucho que te indigne el desprecio que muestran por ese entorno natural.







Por otra parte, no sólo se trata de la suciedad y de la mala imagen que muestra la vía pública cuando sobre ella se va acumulando todo tipo de basura, sino las repercusiones posteriores que este contratiempo puede ocasionar. Sin ir más lejos, la obstrucción de sumideros y alcantarillas por culpa de la acumulación de las toneladas de basura que de manera inconsciente arrojamos al suelo y que  van adhiriéndose por toda  la red del alcantarillado  puede causar serias inundaciones  si esa oclusión   impide que todo el agua caído de la lluvia pueda desaguar con normalidad. Es obvio que para evitar correr riesgos de esta índole y a su vez procurar mantener limpio el entorno urbano hace falta informar y concienciar a la gente  y a su vez dictar normas al respecto que exijan ser cumplidas. A quien les importe un ardite las normas y no tengan la más mínima intención de cumplirlas y por ello prosigan con su conducta incívica, cuando se les pille infraganti se les pone  la multa correspondiente y problema resuelto. Seguro que de esta forma a la hora de intentar volver a arrojar cualquier objeto al suelo de la vía pública se lo va a pensar dos veces.

viernes, 5 de febrero de 2016

COCINA INTELIGENTE

El visionario escritor estadounidense, Ray Bradbury, en la década de los ochenta del siglo pasado, escribió una colección de relatos incluidos en una de su famosa obra conocida como "Crónicas marcianas". Entre esta serie de relatos se encuentra el que lleva por título "Vendrán lluvias suaves". En él cueta la historia de un hogar de California(EE.UU.) después de una guerra nuclear que a pesar de que todos los miembros de la familia están muertos, los robots que trabajan en la casa continúan con su ocupación doméstica. Se trata de una de las historias cortas más famosas relacionadas con la ciencia ficción y que a pesar de que el autor la escribió en 1950, los hechos a los que se refiere ocurren en el año 2026. Efectivamente que se trataba de pura ciencia ficción en el momento de ser escrita esta fábula futurista, pero nada más lejos de la realidad. Aunque falten diez años para llegar a la fecha exacta en que acontecen los hechos narrados y tampoco de momento se ha desencadenado ningún conflicto nuclear que ponga al borde de la extinción a la raza humana en el Planeta, la utilización de los robots es un hecho constatado. Están creados a base de una sofisticada tecnología con el fin de que se encarguen de cocinar para nosotros. Por ahora están sólo a prueba. Pero estoy convencido que cuando los consideren suficientemente perfeccionados, se comercializarán. Al parecer dispondrán de unas dos mil recetas incorporadas y la capacidad de cocinar infinidad de platos. En principio el problema radica en su elevado coste, pero estoy convencido de que acabará siendo económicamente accesible. No hay duda de que quien tenga en su hogar una de esta sofisticada máquina tecnológica que cuenta con brazos y manos articulares capaz de cocinar con la precisión de un cocinero profesional, y que tiene a su vez más de una centena de sensores que imitan los movimientos humanos, dispondrá a su capricho de un "Teconochef" las 24 horas del día sin que muestre síntomas de agotamiento alguno. 
 
 
 
 ( ¡Son el futuro las cocinas inteligentes, como ésta, y no se si podremos vivir sin ellas!)
 
Al parecer, no es únicamente el robot quien dispone de inteligencia electrónica dentro del hogar, también cuentan con  un alarde de alta tecnología algunos electrodomésticos, con lo cual han conseguido que la propia cocina se haya vuelto inteligente. Y no es para menos cuando parece ser que te permite chatear con el horno, o que el frigorífico te sugiera recetas  para esos alimentos que están a punto de estropearse debido a su caducidad. ¡Alucinante todo este súper  nivelazo de inteligencia que poseen! Y esto no queda sólo aquí porque ya hay compañías que están desarrollando una tecnología tan depuradísima, que permite interactuar con los electrodomésticos Via Line, algo similar a los WhastsApp. Como siga evolucionando tan perfeccionada innovación, ¿alguien duda de que nos acabaremos enviando mensajes a la lavadora o al frigorífico? Estoy seguro que no se le pondrá límite alguno a esta forma tan sui géneris de interactuar. En fin; que es cómo para volverse uno loco con todo este  asunto. Aunque bueno, siempre hay personas en estos casos que a esta especie de entelequia lo consideran muy importante. Opinan que esta visión de la tecnología ayuda a decidir que menú preparar con los ingredientes que en ese momento cuentas. De resultar esto cierto, no cabe duda de que contribuirá de forma vital a eliminar todo ese estrés que acostumbra a generarse cuando se está pensando de continuo en el menú que debemos cocinar durante la semana. Pero a mi juicio el súmmum de todo este invento guarda relación con una empresa catalana, concretamente la Reimagine Food, que trabaja con impresoras 3D capaces de imprimir la comida que ingerimos, aparte que manejan robots que rastrean nuestros datos personales en la red para sugerirnos que comer, basándose en nuestros gustos y a su vez atendiendo el valor nutricional de los alimentos. ¡Vamos, que aquí al parecer todo quisqui resulta ser un experto en nutrición...! La verdad es que me descoloca mentalmente este complejo asunto de la denominada cocina inteligente. Supera con creces mis precarios conocimientos tecnológicos, por consiguiente limita bastante mi capacidad de opinión al respecto. Aunque esto no quita para que dude acerca de si tan sofisticada y rápida manera de cocinar podrá conservar en su totalidad las propiedades nutritivas de los alimentos. En lo que no tengo ninguna duda es en lo concerniente a su sabor por el irrefutable hecho de que cocinar los alimentos de manera convencional es un proceso que aporta sensaciones más ricas a nuestro paladar. Y no digamos la manera tradicional en que antaño se cocinaba en las zonas rurales. La exquisitez que proporcionaba su cocción lenta a través de los rudimentarios fogones en cacharros exclusivamente para este cometido, seducían al paladar.  Lo que  cada vez voy teniendo más claro es que nuestra estresante forma de vida actual, donde proliferan los alimentos precocinados, cuando no  ultracongelados, y las preferencias de ocio, cada vez más nos distancian de los  pucheros tradicionales y los platos sanos.
 
Es un hecho incuestionable que en aras del progreso todo va evolucionando y en lo referente a la tecnología, es una evolución que se percibe con más apremio. Aunque uno siente el que aún permanecen agazapadas en la memoria emotivas reminiscencias del pasado, las cuales se resisten a desaparecer, tiende a adaptarse a cuanta propuesta innovadora de futuro va apareciendo en el mercado. En muchas ocasiones su clara connotación visionaria aparentemente nos suena a ciencia ficción, pero cuando  menos se los espera o se lo cree es ya una realidad, como personalmente considero que está resultando los robots y las cocinas inteligentes. Desde luego que son el futuro  y no se si al final  conseguiremos vivir sin ellos.