viernes, 13 de octubre de 2017

ACERCA DE LAS MODAS

Resulta una evidencia el que vivimos en una sociedad consumista, la cual determina nuestras compras en prendas de vestir y accesorios, pero siempre supeditado por lo que se conoce como la moda: esa costumbre que suele estar vigente y que se sigue de manera transitoria. En la actualidad resulta ser  una tendencia adoptada por una gran parte de la sociedad y que  normalmente está asociada al diseño de ropa y su industria. Quienes no prefieren seguir esos preceptos impuestos por la moda, de alguna manera parecen quedar apartados de la sociedad. No admite duda alguna de que hoy en día usar algo que está al margen de las modas está muy mal visto y además pueden catalogarte como "antigualla". Lo más reseñable en referencia a este asunto, es la forma de vestir que impone el momento actual y que se estila en mucha gente. Por regla general, son los famosos personajes relacionados con el mundo de la farándula quienes implantan las decretadas modas. Lo más común es que si las estrellas del celuloide que exhiben palmito por los pasillos de Hollywood se ponen llamativos vestidos, esta tendencia acabará convirtiéndose en moda.. Por esta razón, millones de mujeres de todo el planeta ansiarán  lucir tan sofisticado vestido. En el caso de los varones, son los futbolistas o los actores el icono a imitar. Es evidente que tenemos un espíritu de manada acojonante. Además de los  personajes famosos y  los deportistas mediáticos que tan influyentes resultan, la moda también está impuesta claramente por todo ese tipo de publicaciones que giran en torno a ella con claros fines lucrativos. Otros que también tienen un protagonismo determinante son los diseñadores por culpa de su imposición de estilos. Y es que todos estos innovadores gurús de la moda acaban marcando tendencias que son seguidas de manera aborregada por la masa.
 
 
A propósito de este asunto del que hablo, quiero comentaros la opinión que tengo  acerca de esa costumbre actual  de llevar los pantalones rotos, normalmente vaqueros, y lo más común es que sean los jóvenes quienes los vistan. Me he fijado que  en algunos casos el grado de rotura llega a tales extremos que casi se le ven por completo desnudas las piernas al  sujeto que los lleva puestos y cuando no parte de los glúteos. Quizá se me tache de retrogrado por  considerar que   el ir vestido de esta forma me parece un obvio ejemplo de la estupidez humana. Por supuesto que cada persona puede ir vestido como le plazca; lo mismo que  tiene todo el derecho de seguir los cánones que imponen las modas cómo  y cuando le de la real gana. Pero esto no es óbice para hacerme la pregunta siguiente:  ¿acaso  lo andrajoso se ha transformado en lo que representa hoy en día   la estética de vestir con  normalidad?   Como digo, estulticia supina esta moda vanguardista; nada original por cierto ya que debido a los movimientos como el Grunge ya se vestía de esta forma a finales de los ochenta y principios de los noventa del siglo pasado. Por tanto al respecto nada nuevo bajo el sol existe; bueno sí, a no ser que  termine por imponerse la tendencia de ir  por la calle en provocativos  taparrabos . Todo se andará dependiendo del nivel de innovadora estulticia que desarrollemos. Lo que está bien claro es que pagar una determinada cantidad por la compra de unos pantalones rotos me parece una sandez y frivolidad añadida. Por otra parte, llevar puestos unos pantalones andrajosos me resulta como una burla cruel hacia aquellas personas que inevitablemente los llevan rotos al no quedarles más remedio por vivir en una insufrible situación de pobreza extrema. Obviamente en estas personas los agujeros de sus pantalones son el axioma de todas sus miserias y carencias. Por este motivo a veces me indigna ver con que frivolidad  visten y exhiben los vaqueros de marras todas esas personas acomodadas en la sociedad del bienstar. Por cierto, a propósito de los vaqueros, no veáis lo anormales e imbéciles que los diseñadores de la moda se pueden convertir en ocasiones. Creo que fue a principios de la pasada primavera cuando una tienda online ubicada en Norteamérica, sacó al mercado unos vaqueros "premanchados" de fábrica con barro artificial, los cuales se vendía al módico precio de 425 dólares. Obviamente este precio era para los residentes en ese país; en cambio para Europa la broma de mal gusto salía aproximadamente  por 414 euros. ¿ No os parece que  esta majadería  es como para soltar carcajadas a mandíbula batiente y partirse el pecho de risa?. Dicen sus cretinos diseñadores que están fabricados con manchas de barro artificial para dar el efecto de un día de intenso trabajo. Estoy plenamente convencido de que la mayoría que se pongan tan "lujosos" vaqueros no le habrán dado un palo al agua. Sin duda  una palmaria ofensa contra los que desgraciadamente tienen que ensuciarse para trabajar en realidad. Como veo  que son extremadamente vanguardistas estos modistos, igual se les ocurre próximamente diseñar unos vaqueros "premachados" de fábrica con excrementos de vaca o cualquier otro animal al uso.   A este tipo de vaqueros bien podrían ponerles como "versión de lujo". Segurisimo que debido a esa tendencia generalizada que existe en la actualidad al postureo y al esnobismo, el existo comercial  les estaría prácticamente asegurado.


( Como dicen que una imagen vale más que mil palabras,  ustedes mismos juzguen)
 
Hay una famosa frase lapidaria que pertenece al ilustre físico alemán, Albert Einstein, y que dice lo siguiente: "Dos cosas son infinitas: la estupidez humana y el universo; y no estoy seguro de lo segundo". Estoy totalmente de acuerdo con el enunciado de este celebérrimo físico que supo perfectamente darse cuenta en su día de la sempiterna estulticia humana. Y estoy seguro que le tocó vivir una época donde aún no se había convertido de pleno la estupidez en el modus operandi del ser humano. A día de hoy es su forma de actuar por esa tendencia tan extendida que tiene al exhibicionismo gratuito y a la frivolidad. Y  todo por culpa de la presión social que indica a las personas todo cuanto debe consumir, utilizar o hacer  y que es en definitiva   lo que la tiranía de la moda  impone.

jueves, 14 de septiembre de 2017

PROBLEMÁTICA AMBIENTAL URBANA

Al parecer el dos por ciento de la población mundial vive en las ciudades y consume cerca del sesenta por ciento de la energía. Esto equivale a que en la actualidad aproximadamente el cincuenta y cinco por ciento de la humanidad se concentre en torno a las grandes urbes. Pero según los expertos agoreros para el año 2050 se espera que sea un sesenta por ciento de la humanidad universal la que se aglutine alrededor de las ciudades. Dudo si para el susodicho año quien esto ahora escribe todavía estará vivito y coleando, pero aún así, un serio pavor me entra imaginando en un futuro próximo a toda esa superpoblación concentrada en torno a las mega urbes consumiendo tan elevadísimo porcentaje de energía y produciendo a su vez tantísima cantidad de emisiones tóxicas que irán deteriorando la calidad del aire. De hacerse realidad tan nefasto augurio, no resultaría descabellada la idea de que para entonces los ciudadanos  tendremos que ir por la calle  cubriéndonos  la boca con una mascara que esté adecuada para sanear el aire que necesariamente respiremos.  Por tal motivo, se hace de vital transcendencia el que la urbes se conviertan medioabientalmente sostenibles con el fin de que en Planeta en general tenga también la posibilidad de serlo. Sobre este preocupante asunto del medioambiente,  el Director Ejecutivo del Observatorio de Sostenibilidad, Luis Jiménez Herrero, ha escrito un libro cuyo título es : "Desarrollo sostenible"  El autor de este libro nos plantea una perspectiva novedosa de gestión del sistema mundial, al resaltar la integración en el medioambiente y desarrollo y entre economía y ecología. En mi opinión, ha escrito un interesante estudio sobre esta problemática medioambiental cuya dimensión es global y  nos concierne en la actualidad a todos y por tal motivo se hace  imperiosa necesidad  la sostenibilidad del Planeta como proceso de equilibrio de su ecosistema. No admite duda alguna de que las personas que habitamos las grandes metrópolis  estamos en el deber de concienciarnos con la susodicha problemática. Pero me temo que esto va a resultar bastante complicado debido a que exponencialmente la población urbanita irá creciendo en los próximos años. Y apropósito del paulatino  crecimiento, este hecho  a las mega ciudades les va a suponer a largo plazo  un continúo  desafío para atender las necesidades de vivienda, infraestructuras, transporte, salud, etc. Por consiguiente, el peliagudo problema que se va a originar de cara al futuro alrededor de esas grandes metrópolis, no va a ser exclusivamente el de la contaminación ambiental, si no también el como lograr atender todos los servicios básicos que ha de requerir su masificada población.




 
 
Cuando en los medios de comunicación leo noticias acerca de los inconvenientes que supone la aglomeración de habitantes en las grandes ciudades, de ipso facto me viene a la memoria esa palabra que tristemente está tan de actualidad como es la "Demotanasia".  Un vocablo relacionado con el fenómeno de la despoblación y que por desgracia a día de hoy está muy extendido en este país debido a esa "España moribunda" que está viendo como de forma    paulatina van desapareciendo  los habitantes de un pueblo o territorio. Según la información que me llega a través de la Federación Española de Municipios, aproximadamente son  cinco mil localidades españolas   las que están en inminente peligro de extinción. A nadie debiera extrañarle tan preocupante circunstancia ya que la persistente preferencia que hay en mudarse a la áreas urbanas quienes residen en el entorno rural, es una constante. También es cierto que todos esos pueblos que corren  el acuciante peligro de extinguirse, durante los meses de verano parecen resurgir por la vuelta de sus antiguos habitantes, aunque la tendencia sea a la baja. Pero aún así, de forma circunstancial y un tanto ficticia, continúan proyectando perspectivas de vida y de futuro. Pero todos somos conscientes  de que cuando transcurra la época estival de nuevo volverán a su triste realidad que no es otra que continuar sufriendo con toda su crudeza y devastación la terrible pandemia de la despoblación paulatina. Lamentablemente resulta inevitable que esto ocurra porque a los políticos que compete solucionar la problemática de la despoblación en el entorno rural, no se comprometen seriamente ni se  preocupan lo más mínimo en paliar en lo posible  este contratiempo.   Es un territorio que electoralmente no les resulta  nada beneficioso para sus espúreos interese, razón por la cual  les importa un ardite la despoblación  del entorno rural. Por tanto,  estas pequeñas poblaciones con inminente peligro de extinción, no les queda otra alternativa que continuar moribundas en invierno y reanimándose felizmente durante el verano.
 
Por otra parte, hace unos días tuve acceso a  una información que me resultó aparentemente disparatada. Me estoy refiriendo al hecho de que haya comarcas dentro del territorio hispano que tengan menos de dos habitantes por kilómetro cuadrado, en cambio en las grandes urbes que apenas ocupan un dos por ciento del espacio de la Tierra, vivan aglomeradas  millones de personas. Un claro ejemplo es Tokio que con sus treinta y ocho millones de habitantes lidera el ranking de las ciudades más habitadas del mundo. No cabe duda de que esta circunstancia resulta  una autentica barbaridad. A mi criterio, resulta una utopía convertir medioambientalmente sostenible esta mega ciudad nipona por hallarse tan masificada. Y me temo que como ésta resultarán también un imposible el resto de las ciudades superpobladas del mundo, las cuales desgraciadamente seguirán consumiendo ese elevado tanto por ciento de energía que cito al principio de este párrafo y a su vez produciendo las correspondientes emisiones tóxicas que acabarán empozoñando la atmosfera. Esta situación resulta tan inquietante como alarmante. Y es que  si no se crean políticas medioambientales y la ciudadanía en general sigue sin cambiar sus hábitos y forma de actuar tendremos que aceptar como una fatalidad el que cada vez mueran anualmente más personas en el mundo por respirar el aire contaminado.

martes, 1 de agosto de 2017

BRINDEMOS, QUE NUNCA ES TARDE







                                                                                                                        (A Rosa Montero)

Alzad conmigo  las copas que he  llenado con la paz de un vino amable
y brindemos por los enemigos  muertos que nunca gozarán nuestras derrotas.
Por los apóstatas del vicio que arañan al sexo como un felino en celo.
Por las putas que en cuaresma solicitan dispersa carnal y se redimen.
Por la patria expropiada de la infancia en cuyas ruinas se acomoda el pasado.
Por la seducción de la palabra que siempre aniquila el rencor  de las mordazas.
Por el coraje de la luz que  al despotismo de las sombras  subversiva resiste.
Por  la libertad que en carne viva  se desnuda y a la intemperie pernocta.
Por la soledad con actitud cleptómana que roba los  besos que no damos.
Por los sueños inconclusos que  con la ansiedad de una  utopía palpitan.
Por la impúdica sangre  del desenfreno que a la  abstinencia inunda.
Por el arrojo de un hombre acorralado cuyos puños van desgarrando el aíre.
Por la esperanza en manos de los suicidas que la envuelven con su mortaja.
Por los  que mendigan  pasión y  tienen cita cada noche en el motel del fracaso.
Por la crónica enfermiza de la carne sin hallar el deseo caníbal que la devore.
Por las heridas del tiempo  que vamos remendamos con jirones de futuro .
Por el diario de la  lluvia que escribe con su llanto quien nunca fue amado.
Por el mar para que  sus labios de sal  no ofrezcan los besos  igual que Judas.
Por los huérfanos del amor que en la resaca del amanecer su decepción agotan.
Por los que amortiguan con  la Visa del pecado su hipoteca con vistas al infierno.
Por los náufragos que en el fondo de los vasos no descubren más respuestas.
Por   los ausentes que nos dejaron sus nombres tatuados en la piel del corazón.
Por las arrugas del alma que ante el espejo la mentira dominan con maestría.
Por  los recuerdos que la nostalgia se negó a escribirles un epitafio.
Por los poetas que armados con sus fusiles de versos  disparan balas de justicia.
Por el aguardiente que destiló el olvido y  embriagarnos de vida jamás pudo.
Por los culpables de vivir al límite que sólo  en los suburbios hallarán clemencia.
Por la ternura que tanto codiciamos  y  permanente   en los burdeles se pudre.
Por  los parias condenados a limpiar las pústulas de la Historia con sus lágrimas.
Y  por todos nosotros, transeúntes efímeros,  bajo palio de un dios que ya no ampara.

sábado, 22 de julio de 2017

MAS CORRUPCIÓN, QUE ES POCA

Está claro que los españoles en lo tocante a la corrupción que se da a nivel de estatal tenemos un aguante de tres pares de narices; lo mismo que unas tragaderas sin fondo que engullen todo cuanto al respecto las echen. Si no ¿de qué íbamos a quedarnos cruzados de brazos cada vez que salta a la palestra en los medios de comunicación un nuevo escándalo vinculado a la corrupción  y no acabamos liándola parda ? Igual es que ya estamos curados de espanto por la reiteración de los mismos y  por esta razón es como si viéramos llover cuando de nuevo surge otro caso  más en el que están implicados individuos con altos cargos políticos o de instituciones públicas. Lo dicho: un aguante que debiera ser digno de estudio por los lumbreras de turno. Resulta lamentable y con signos de preocupación el que todo este aguate colectivo acabe derivando en una tendencia generalizada de pasotismo e indolencia. Como no se pongan todos los medios políticos y judiciales disponibles   para cortar por lo sano toda esta sistemática podredumbre y empiecen a rodar cabezas, la sociedad  inevitablemente terminará formando parte de ella. Por consiguiente, ni lo más mínimo acabará  afectándonos escándalos     como el que en estos últimos días  está ocupado infinidad de páginas en los medios de comunicación por tratarse de un personaje de gran relevancia pública como es el ínclito Angel María Villar Llona, presidente de la RFEF (Real Federación Española de Futbol).  La friolera de 29 años consecutivos  lleva ocupando tan relumbrante  cargo "el pájaro". Después de todos estos años de mandato, ha convertido a este organismo rector del futbol español en "su propio cortijo". Regido por un sistema endogámico, donde ha sido práctica común el amiguismo y el nepotismo   y de continuo ha   mangoneando con actitud caciquil  y a su antojo  todos los asuntos vinculados al futbol en el más absoluto oscurantismo.  Siempre apoyado y protegido, claro está,  por sus más fieles acólitos, los cuales han posibilitado que continuara todos estos años sucesivos   aferrado como una garrapata a la poltrona federativa.  Sospecho que por este favor, sus adláteres habrán sido recompensados con todo tipo de prebendas.
 
 
 
(Para no llevarte un mal rato será cuestión de tomarse este asunto con humor)
 
"Operación Soule", así es como  fue  bautizada  la investigación llevada a cabo por la UCO (Unidad central operativa) y que ha supuesto la detención y posterior envío a prisión por orden judicial al presidente de la RFEF y a su vicepresidente, Juan Padrón. Otro que también está implicado en este repulsivo asunto, aunque no esté en   nómina   del mencionado organismo federativo, es el hijo del mandamás del futbol, Gorka Villar.  Por lo que se ve,    nunca ha debido estar fuera de la trama   su vástago con el fin  de enriquecerse también de manera indebida a través de los   diversos  chanchullos que su padrísimo  le    facilitaba . Como por ejemplo los pelotazos a cuenta de la selección española donde cobraba millonarias comisiones ilícitas. También el vástago de manera preventiva ha dado con sus huesos en la trena. Por otra parte, ¡qué  manía  les ha entrado a todos estos grandísimos corruptos en implicar en sus fechorías a los miembros de su clan familiar! Aunque resulta axiomático que  por mutis propia se implican ellos mismos  sabedores de que es la mejor oportunidad de meter mano a la caja del erario público y  así  fácilmente poder   enriquecerse de manera ilegal . Sobre este repulsivo asunto, un ejemplo palmario es el perverso clan familiar de los Pujol-Ferrussola que todos sus miembros están cubiertos de podredumbre hasta la cejas. Incluida la matriarca del clan que en su día se hizo pasar por ficticia madre superiora  de una santa y corrupta congregación  y que utilizaba un  lenguaje religioso en clave para mover los fondos monetarios desviados en el paraíso fiscal de Andorra. Por cierto, el ex molt honorable Jordi Pujol también estuvo aferrado como una garrapata a la poltrona del Gobern de La Generalitat durante 23 años consecutivos. Y como se ha descubierto, durante su largo mandato   este impostor, defraudador y chorizo,  sirviéndose del nacionalismo catalán,  cometió todo tipo de depravaciones que han posibilitado enriquecerse ilegalmente tanto  él como toda su gran prole.  Es obvio que un cargo con mucho poder y que se prolonga excesivamente en el tiempo lleva a la corrupción en un porcentaje muy elevado.
 
Volviendo al ínclito señor del futbol, resulta incuestionable el que todos estos años en que ha estado en el poder generando tantas irregularidades es porque los organismos de control se lo han permitido y tolerado. Estoy seguro que sólo los éxitos logrados por la selección española de futbol impidieron el que no se destapara con anterioridad este pútrido asunto. Y sobre todo porque contaba con la protección y lealtad de sus adláteres. La mayoría de éstos, aún conociendo, o sospechando,  los asuntos turbios  de sus tejemanejes continuaban respaldándolo y votando su candidatura cuando se presentaba a la reelección. Este hecho me recuerda mucho a lo que sucede con el Pepé que aún conociendo la corrupción sistemática que se hay dentro de las entrañas de este partido, se le sigue votando a mansalva. Lo que nos ha quedado bien claro es que  ocultar año tras año  bajo la alfombra   de la RFEF tanta podredumbre ha acabado por hacerse  insostenible, por tanto ha dado al traste toda la  inmunidad e impunidad que el futbol tiene capacidad  para encubrir,   razón  por la cual  quedó al descubierto toda la mugre que han generado.   Y ya conocéis sus consecuencias: un sumario abierto al capo de este organismo federativo por haber incurrido, presuntamente, en apropiación indebida, trato de favor y administración desleal y   como remate prisión  incondicional. Este tipo de individuos por los altos cargos que ostentan habitualmente pecan  de soberbia y se creen intocables y diferentes al resto. Pero más pronto que tarde, por su insaciable codicia y su chulesca prepotencia acaban envueltos en procesos judiciales. Aunque me temo que no están muy preocupados porque se les abran sumarios. Saben que con facilidad se archivan casos, se prescriben, las actuaciones de los fiscales son más que cuestionables y las condenas acostumbran a ser irrisorias y  la mayoría se van de rositas.  Cada vez estoy mas convencido de que toda  esta chusma corrupta y delictiva de tanto pedigrí está amparada por los tribunales y las instituciones públicas.  

martes, 11 de julio de 2017

VIVIR DE LAS APARIENCIAS

Cuanta razón tenía la célebre actriz italiana de finales del siglo XIX y principios del XX, Eleonora Duse, cuando dijo aquello de que "el mayor peligro de engañar a los demás, está en que uno acaba inevitablemente engañándose a uno mismo". Por desgracia el autoengaño es un rasgo bastante frecuente que se da en el ser humano. Y toda esta farsa es debido a las apariencias, que no son otra cosa que el querer manifestar, o dar a entender, lo que no es o no hay,  según la acepción que  recoge   el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua. Lo que no admite mucha duda es que resulta un esnobismo absurdo vivir de las apariencias por culpa de las tendencias que imponen las modas. Esto ocurre muy común hoy en día en distintos aspectos de la vida; como también en los momentos de la celebración de algún evento social o familiar, al que por mor de las apariencias a veces se llega a mostrar un nivel de estulticia supina. Pero es lo que impone esta sociedad que nos exige mantener una falsa imagen frente a los demás, todo con el fin de aparentar lo que no eres de manera superficial, mientras  en tu interior careces de lo más básico para vivir.  Resulta muy descorazonador formar parte de una sociedad que tiene más consideración con aquello que aparentas ser  que por tus cualidades intrínsecas. El aparentar es con frecuencia un intento de destacar de forma superficial ante la inseguridad y la falta de autoestima que a uno le falta,  por tanto no deja de resultar esta actitud un autoengaño. Con mucha asiduidad  nos colocamos  metafóricamente  unas máscaras con el propósito de que las demás personas nos crean, pero lo habitual es que acabemos creyéndonos  nuestra propia farsa y a su vez nos entren  dudas a cuenta  de si también los demás nos la habrán creído. Este es  el peligro que se corre intentando  engañar a los otros.  Pero cuando se hace de esta farsa nuestro modus operandi resulta muy difícil y complejo tratar de ser lo más auténticos posibles, razón por la cual vivimos de continuo siendo víctimas de nuestra propia mentira.



( Resulta cruel y dura esta  frase, pero terriblemente cierta)
 
Otro asunto que está muy de actualidad y que guarda estrecha relación con las apariencias es el "postureo". Un neologismo acuñado recientemente y usado en especial en el contexto de  las redes sociales y que  en mi opinión tiene una utilidad despectiva. Algunos medios de comunicación han llegado a catalogar esto de posturear como una epidemia. No van mal encaminados  al considerar así a esta forma de comportamiento o pose que se muestra más por pura imagen que por motivación. Según mi criterio se trata de exhibicionismo puro y duro que requiere público, cuanto más mejor. Esto supone   vivir cara a la galería en todo lugar y a todas horas. Otra cosa que me tomo la licencia de comentar sobre este asunto, es la sospecha que tengo acerca de algunos de los eventos que se organizan por diferentes causas solidarias. Me temo   que la mayoría de veces en todos ellos    subyace cierto postureo con el propósito de quedar bien ante los demás. Desde luego que en todas esas galas o comidas benéficas que se organizan con el fin de recaudar fondos para algún proyecto solidario y los asistentes al "sarao humanitario" son ricachones que están podridos de dinero o personajes vinculados al mundo del famoseo,    apesta en esta ocasión a postureo de echarte para atrás. No se, igual es que debo ser muy suspicaz y por este motivo para mí esta clase de filantropía envuelta en glamour está siempre bajo sospecha. Aunque bueno, dejando atrás el supuesto exhibcionismo, hay que reconocer que su voluntad solidaria es digna de elogio.
 
Resulta palmario el que las apariencias son  muy contagiosas en la actualidad por esa tendencia generalizada que existe de que  cada día hay más personas obsesionadas con el éxito y el enriquecimiento. Todo el mudo ambiciona querer ser mejor y más que el otro. Y es obvio que para alcanzar estos objetivos,  normalmente es una obligación representar un beneficioso papel al margen de nuestra propia autenticidad. La mayoría de veces la obligación de aparentar viene impuesta por la frenética  sociedad que vivimos basada en ese capitalismo salvaje que de continuo trata de vendernos bienes innecesarios. También esta misma sociedad acostumbra a castigar la sinceridad y nos obliga a esconder nuestros sentimientos y nuestras necesidades con el fin de que seamos cautos con nuestros afectos. De ahí la razón por lo que nos creamos la susodichas máscaras con el fin de tratar de ganarnos el cariño y la aprobación de los otros y también con la intención de que tras  ella  pueda ocultarse nuestro interior, el cual nos grita ayuda con urgencia. Estamos de continuo a la defensiva y nos da bastante temor mostrarnos con todos nuestros defectos y virtudes. Existe un miedo generalizado al que dirán y esta  circunstancia  acaba por generar angustia y estrés. Resulta bastante complicado tal como funcionan las directrices de esta anómala sociedad tener el valor necesario de aceptarnos tal como somos. Para ello es de imperiosa necesidad disponer de una autoestima "aprueba de bombas". Será el único modo de eliminar esa falta de creer en uno mismo y de no continuar siendo esclavo de la farsa y la hipocresía, que es realmente lo que conlleva vivir de las apariencias. Forcémonos en conseguir  ser lo más auténticos posible, aún con el riesgo de no gustar o no ser aprobado por los demás. Es evidente que conocer nuestras limitaciones y capacidades nos permitirá aceptarnos tal como verdaderamente somos.

domingo, 18 de junio de 2017

DOS MEGACRAKCS TRAMPOSOS

El llamado deporte rey como es considerado hoy en día el futbol, de continuo parece estar salpicado de escándalos y todos ellos vienen ocasionados por alguna corruptela vinculada a este deporte, si es que aún se le puede considerar como tal y no como un gigantesco y lucrativo negocio que mueve ingentes cantidades de dinero. Por esta razón no es de extrañar que a menudo surja todo tipo de podredumbre cuyo denominador común es la codicia pura y dura. Sospecho que el afán avaricioso sea  la causa por lo que últimamente todas esas mega estrellas y estrellitas del celuloide futbolístico están siendo noticia en los medios de comunicación por no cumplir con sus deberes contractuales con el Fisco. Los casos más recientes están relacionados con ese par de megacraks del balompié que juegan en la liga española de futbol; me estoy refiriendo a Leonel Messi y Cristiano Ronaldo. Ya ven, dos auténticos iconos mundiales, referentes en especial para los niños, y ambos inmersos en fraudes fiscales. El primero fue condenado a 21 meses de prisión por cometer tres infracciones fiscales. Al parecer este genio argentino del balón, junto a su padre, defraudaron unos 4 millones de euros en años sucesivos. Por contra, el otro genio portugués del balón, Cristiano Ronaldo, de momento está acusado de defraudar a la Agencia Tributaria alrededor de 15 millones de euros. Hasta que no se demuestre los delitos fiscales que se le imputan sólo será supuesto culpable. Pero está claro que si la Fiscalía del Estado ha aireado sus irregularidades con el Fisco, su culpabilidad no deja muchas dudas y por tanto también se le pedirá pena de cárcel. Estoy plenamente convencido de que el fallo no sobrepasará los dos años, tiempo necesario para  ingresar en prisión. Aunque  lo normal en estos casos es  que ambas partes lleguen a un acuerdo y al final todo acabará en que la Agencia se resarcirá cobrando y se acotarán los plazos de litigio para el malhechor. Ahora, pongámonos en el supuesto de que al ser tan elevada la cantidad de dinero defraudada, le imponen una condena que supone el tiempo suficiente requerido para ingresar en chirona. ¿Algún ingenuo se creería que lo iban a enchironar? Vamos, ni en sueños, porque se pondría rápidamente en marcha todos los engranajes que mueve a la maquinaria del negocio futbolístico y removerían "Roma con Santiago" ante los tribunales para que el astro portugués siga difundiendo su esplendorosa luz con el fin de que continúe generando ingentes cantidades de dinero dentro y fuera del campo de futbol a través de su mercantilizada imagen.
 
 

(  ¡¡A HACIENDA PUBLICA, POR SUPUESTO...¿A QUIÉN SI NO?!! )
 
Que necesidad tendrán estos individuos que trincan auténticas millonadas de euros al año de evadir tal cantidad de dinero, que a mi juicio les supone peccata minuta a la hora de cumplir con sus deberes contractuales con la Agencia Tributaria. No hay duda que  por mor de la insaciable codicia proceden de esta forma tan ignominiosa. Tampoco es que a mí personalmente me cause una sorpresa mayúscula el  execrable comportamiento de todas estas figuras del futbol que tejen redes mafiosas y clandestinas para desviar grandes fortunas de dinero a sociedades opacas con sede en paraísos fiscales. Son los acostumbrados casos de corrupción que desgraciadamente asolan de continuo a España y  muy en especial  los que están vinculados a los políticos, la mayoría de ellos a fines al poder. Parece ser que todos estos famosos individuos podridos de dinero, o con grandes influencias políticas, tuvieran beneplácito para delinquir contra el erario público por el simple hecho de que la justicia no acostumbra a caer sobre ellos con todo el peso de la Ley. Más bien acaban yéndose de rositas por la promulgación de leyes que los exoneran y permite que   la impunidad sea un privilegio exclusivo de  los ricos y famosos, en cambio   los impuestos  que los paguen  los parias y demás   muertos de hambre que a duras penas consiguen llegar a fin de mes para mayor gloria  de la Marca España. 
 
Lo lamentable de este último escándalo futbolístico es que a la gran mayoría de los aficionados a este deporte les importa un ardite los delitos fiscales  cometidos por este par de megrakacs.   Esto es consecuencia del lavado de cerebro que les hacen los medios de comunicación por la  abusiva información que emiten a todas horas del día sobre este "pan y circo" moderno que en mi opinión considero al futbol. Para beneficio propio acaban implantando una sinergia en esa masa alienada y manipulada que vive para y por el futbol. Por esta razón a la masa lo que realmente les importa es que sigan enconadamente rivalizando por balones de oro, o por marcar el mayor número de goles con sus correspondientes equipos para crear catarsis colectiva y no los fraudes cometido contra el Fisco. A pesar de que sus hechos delictivos en buena medida los afecta directamente porque cuando un facineroso mete mano a las arcas del erario público, utilizando cualquier medio ilícito, está robando a todos los españoles. Así que ojito al dato a la hora de encumbrar en los altares de la gloria mediática a este tipo de fraudulentos personajes públicos porque tal como podéis comprobar, cuando está por en medio el codicioso materialismo su proceder es de lo más infame.  Y lo más indignante de este nauseabundo asunto es que cuando son descubiertas todas sus fechorías, tratan de protegerse con excusas pueriles dictadas por sus abogados, tal como en su día hizo el ínclito Leonel Messi, cuando sentando en el banquillo de los acusados dijo  lo siguiente: "Yo no sabía nada. De la plata se encargaba mi papá.  Desconozco que excusa pondrá el genio luso si acaban por sentarlo también en el banquillo de los acusados. Aunque de momento para evitarlo, tiene la intención de marcharse de España porque dice sentirse maltratado en este país y nada protegido por su club. No se si su idea de irse, es sólo una pataleta  chantajistas de un niñato consetido para que el club acabe claudicando y apoquine su deuda o es para no tener que  pasar el mal trago de verse en los tribunales, lo cual sería nefasto para su imagen. Tanto si se va como si se queda,  lo importante es que sea obligado a saldar cuanto antes su deuda y además  con las correspondientes sanciones por haber tratado de defraudar a Hacienda Pública con premeditación y alevosía.

martes, 6 de junio de 2017

A PROPOSITO DE LA BELLEZA

Hoy en día vivimos tan preocupados por las apariencias para no desentonar ante los convencionalismos que nos someten con su tiránica dictadura, que al final terminamos acostumbrándonos a admirar a las personas por su belleza externa y no le damos el  justo valor, ni tampoco la transcendencia vital, que se supone tiene la belleza  interior de cada individuo. Lo que viene a ser algo muy habitual es negar nuestra propia belleza, más en concreto la exterior, porque el resto de las personas ni pueden ni están por la labor de reconocerla. Por esta razón  tratamos de imitar todo cuando se encuentra a nuestro alrededor porque creemos que son poseedores del súmmum de la hermosura física. Por otra parte, a la hora de valorar ambas bellezas, tenemos la mala costumbre de no ser muy claros en nuestras afirmaciones y con bastante frecuencia nos servirnos de la ambigüedad, y cuando no de las aserciones hipócritas, que nos posibiliten mostrarnos estupendos de cara a la galería. Es corriente que este hecho suceda dentro de esta sociedad tan cargada de superficialidades. Yo me pregunto si quienes hace afirmaciones totalmente alejadas de la realidad  son conscientes de las consecuencias que pueden causar  sus   comentarios. En  conclusión lo  que de verdad   importa  a día de hoy es interpretar un fingido papel que nos posibilite exhibir públicamente una apariencia cool. Desde luego que esta pose resultará lo más políticamente correcto  para evitar  probables habladurías del vulgo, por si éste no tiene ningún reparo en poner en entredicho tus principios  si te da por priorizar más la belleza exterior que la que se supone atesoran en su interior de manera invisible las personas. Imagino que poseer de forma complementaria ambas sería lo ideal, pero como normalmente esto no sucede así, cada uno de nosotros tendremos que  conformarnos con lo que la naturaleza nos ha otorgado.


¿ Cuanto hay de cierto en tan demoledor mensaje?

Una cosa a tener siempre  en cuenta es que darle prioridad a la belleza interior con el único propósito de auto convencernos de que la fisonomía   para nada resulta atractiva,  no deja de ser una mera forma de auto consolarnos cuando somos conscientes de que nuestro aspecto físico, para nuestra desgracia,   no resulta  nada favorecido. Por otra parte,  esto de la belleza exterior en la persona es muy relativo por el hecho de haber sido establecida por unos cánones que la sociedad considera convencional y supuestamente atractivos, pero siempre dependiendo de las diferentes culturas universales que a lo largo del  tiempo  se han ido desarrollando. En cambio, la belleza interior tiene varias interpretaciones, todas ellas relacionadas con las cualidades y  de cada individuo y normalmente se le concede un valor intrínseco.  Aunque es de recibo admitir  que en determinadas  ocasiones postergamos la belleza que sólo  puede percibirse a través del corazón y damos primacía a esa otra que literalmente nos entra de pleno por los ojos por resultarnos el fascinante estereotipo de belleza que la sociedad actual nos impone y a su vez nos induce de continuo a conquistarla. Esto   ocurre cuando se dan situaciones tan superficiales como el acudir  a una discoteca o a cualquier otro recinto de símiles características y el leit motive  de nuestra presencia allí no es otro que el pueril "ligoteo" . Durante los momentos de la seducción y  posterior conquista,  palmariamente la belleza interior pasa a un segundo plano. En cambio,  al aspecto físico de los individuos allí presentes se le concederá un altísimo valor prosaico  y todo se debe  a  las expectativas de intentar "llevarse al huerto" al buenísimo pivón o al atractivo adonis de turno. El problema puede surgir después de lograr tus propósitos, cuando compruebas in situ el fiasco que supone un físico imponente que carece de el más mínimo atisbo de   belleza en su interior. Pero aún así, estoy convencido que debido a esa tendencia hipócrita que caracteriza a la  especie humana, seguiremos priorizando la belleza interior en el caso de preguntarnos cual de ambas  valoramos más. Queda claro, que en lo concerniente  a esta dicotomía sobre el valor fundamental que se le otorga indistintamente a la belleza de cada persona, los humanos por espurios intereses  tiene  inclinación a mostrar una conducta  farisaica, cuando no contradictoria.

Hay una infinidad de frases que se han escrito  en alusión a la belleza interna y  la mayoría de ellas me resultan auténticas sentencias lapidarias por su moraleja.   Una de estas frases    creo que se canta al final de esa película infantil de animación y cuyo título  es "La Bella y la bestia". Según mi criterio,  su enunciado  me resulta de lo más representativo y sugerente que yo he leído en  referencia a este asunto. La frase expresa lo siguiente:" La belleza está en el corazón".  La verdad es que al estar sometidos de forma constante al dictamen de las apariencias externas, a veces tengo el convencimiento de que el enunciado de  la susodicha frase está cargado de buenas intenciones pero no exento de vacía y falsa retórica. Si realmente está dentro del corazón tal como lo expresa, y por tanto invisible a los ojos, ¿ por qué entonces existe hoy en día tan desmesurada obsesión   por gastarse grandes cantidades de dinero en   operaciones de cirugía estética, en dietas milagrosas, en afamados estilistas, en tratamientos con botox  etc. y  todo ello con el fin de dotarle una perceptible belleza exterior a nuestro físico?  Luego también a menudo se da la circunstancia de que nos llenamos la boca con el tópico que dice "la arruga es bella".  Otra farsa más. La mayoría de personas en cuanto ven aparecer en su rostro las primeras arrugas, raudos buscan todo tipo de remedios para tratar de eliminarlas. Uno de estos remedios es  acudir al cirujano plástico para someterse a arriesgadas operaciones de bisturí para que consiga hacérselas desaparecer. Nada debe importarle al sujeto el que las arrugas, aparte de manifestar  los rasgos asociados a la vejez, representan también cada vivencia positiva y negativa que  ha experiementado durante su transcurrir por la existencia. Pero es sobradamente conocido que el absurdo culto, rayano a lo enfermizo, que la raza humana practica en favor de la eterna juventud, es perfectamente la antítesis de lo que requiere el proceso de ir envejeciendo con la mayor naturalidad.